Una de las primeras conductoras checas fumaba 100 cigarrillos al día

21-01-2006

Musa de poetas y artistas, así suele ser llamada Sindonie Nádherná, es decir Sidonie "la Bella", que representa uno de los símbolos más destacados de la aldea de Vrchotovy Janovice. Emprendan con nosotros un Radioviaje a esa localidad y conozcan la historia de aquella espléndida mujer.

Palacio de Vrchotovy JanovicePalacio de Vrchotovy Janovice Una de las más renombradas habitantes de la aldea de Vrchotovy Janovice, Sidonie Nádherná, vivió en el palacio de Vrchotovy Janovice en la primera mitad del siglo XX. En diciembre del año pasado, se celebró el 120 aniversario de su nacimiento.

Esta mujer encantó a varios artistas que buscaban inspiración en esa localidad. El pintor Max Svabinský, el arquitecto Adolf Loos y el conde Max Lobkowitz, entre otros, visitaban con frecuencia el palacio y la encantadora anfitriona...

No obstante, Sidonie mantuvo una relación más estrecha con los escritores Karel Kraus y Rainer Maria Rilke.

Hay quienes dicen que a este último y a Sidonie les unía algo más que la amistad. Los dos se conocieron en Francia, donde Sidonie invitó al escritor a visitar su palacio.

"Espero poder volver a vivir un momento parecido, como en aquél verano, cuando en una capa roja cruzó el puente del palacio para darme la bienvenida", estas palabras apuntó Rilke posteriormente en su diario tras el encuentro con Sidonie. Los dos se cartearon hasta su muerte en 1926.

"Estoy mirando en una oscuridad absoluta", escribió Sidonie tras el fallecimiento del escritor.

A pesar de ello, el guía Andrej Bazant cree que esa amistad no sobrepasó los límites de una profunda amistad.

"Parece que esta relación nunca sobrepasó la amistad. Había, sin embargo, algunos indicios de que fue una relación más profunda. Sidonie se preguntaba en su diario si Rilke la amaba o no, pero al final llegó a la conclusión de que era más bien su mejor amigo y de que era una relación más bien intelectual".

Junto al diario de Sidonie, centenares de cartas de la correspondencia que mantuvo con Rilke se han conservado hasta la actualidad.

"El diario de Sidonie no ha sido publicado hasta la actualidad. Lo estudiaron solamente algunos historiadores. Lo interesante es que el diario lo escribió en inglés, ya que Sidonie y sus hermanos tenían una niñera irlandesa, así que los hermanos hablaban entre ellos en inglés".

Mientras que la relación amorosa entre Sidonie y Rilke es una mera especulación, en la actualidad es sabido que Karel Kraus realmente fue su amante. El escritor solía pasar largos meses en el palacio a lo largo de unos veinte años, creando allí gran parte de su obra. No obstante, en aquella época la relación era secreta por motivos sociales y familiares, explicó el guía Andrej Bazant.

"Esa relación fue revelada tras ser publicadas a principios de los años 70 un total de más de mil cartas que Karel Kraus había escrito a Sidonie. Las cartas de Sidonie, por desgracia, no se han conservado. Es posible que hayan sido destruidas en los años 50, bajo el régimen comunista, así como la mayoría de los objetos que se encontraron en el palacio. Pero también es posible que algún día aparezcan en un archivo o en un escondrijo".

Karel Kraus decía que Sidonie tenía el don de saber escuchar a la gente y que sin su entendimiento no habría sido capaz de escribir lo que escribió.

Sidonie asimismo dedicaba mucho tiempo a la arquitectura del parque adyacente al palacio, que sirvió a Kraus de inspiración para escribir poemas sobre la naturaleza.

 

Sindonie NádhernáSindonie Nádherná Sidonie Nádherná se interesó desde su juventud por la literatura, el teatro y las artes en general. Escribió también un libro histórico sobre la aldea de Vrchotovy Janovice, que fue publicado en checo en los años 90 del siglo pasado.

Viajó por toda Europa y visitó incluso África del Norte y el Cercano Oriente.

Se dice que esta mujer fumaba unos 100 cigarrillos al día y que fue una de las primeras damas que conducía un automóvil en las tierras checas.

"Karel Kraus nunca aprendió a conducir el automóvil, así que siempre conducía Sidonie".

Así lo indicó el guía Andrej Bazant, agregando que Sidonie, que siempre quiso ser independiente, se casó una vez. Tras una riña con Karel Kraus, contrajo matrimonio con el conde Thun - Hohenstein, un gran deportista cuyos intereses eran absolutamente contrarios a los de Sidonie.

Parece que de verdad fue una boda a repelones, lo que justifica el hecho de que, después de medio año, Sidonie abandonara al conde volviendo con Karel Kraus.

Palacio de Vrchotovy JanovicePalacio de Vrchotovy Janovice En el palacio se puede ver el retrato de Sidonie del renombrado pintor Max Svabinský, quien primero no quiso pintarla diciendo que no tenía tiempo, pero al encontrarse en persona con Sidonie cambió de opinión. Al final, visitaba el palacio regularmente y efectuó varios retratos de esa mujer, según dijo Andrej Bazant.

"Desgraciadamente, la mayoría de los retratos se perdieron. Existe solamente una litografía y el retrato exhibido en el palacio, que fue encontrado hace siete años en el sótano de la Embajada de Holanda en Praga, donde Sidonie depositó sus cosas antes de huir de la guerra a Inglaterra".

La guerra cambió totalmente su vida. Sidonie perdió a la mayoría de sus familiares y amigos, que murieron o tuvieron que exiliarse del país. Sidonie se refugió en Inglaterra y los fascistas confiscaron el palacio, creando allí un centro de entrenamiento para las tropas SS.

"Una vez terminada la guerra, a finales de 1945, Sidonie regresó, intentando renovar el palacio, pero en 1949 se fue definitivamente. La situación fue para ella demasiado difícil. Después vivió en Inglaterra e Irlanda y en 1950 murió en Londres, donde fue enterrada", mencionó Bazant.

Sus restos fueron trasladados a la República Checa transcurridos unos cincuenta años y desde 1999 yacen en el parque del palacio.

21-01-2006