Mariánská Týnice, el santuario de las peregrinaciones y los milagros

31-01-2015

Construido en el siglo XVIII por el arquitecto Jan Blažej Santini-Aichel, el santuario de Mariánská Týnice, fue un importante lugar de peregrinación mariana. Estuvo a punto de ser destruido, pero gracias a un milagro se salvó y es una de las joyas arquitectónicas mejor conservadas de la región de Pilsen.

El abad Eugenio Tyttl conocido por su entrega al culto Mariano quiso elevar la veneración de la Virgen y mandó a construir una serie de edificios en Mariánská Týnice.

Las obras fueron confiadas al arquitecto Jan Blažej Santini-Aichel, uno de los más cotizados de aquella época. A pesar del entusiasmo del abad Tyttl la construcción del santuario llevó su tiempo, pero eso no representó problema alguno, puesto que las obras de la Iglesia son eternas, recordó Irena Bukačová, directora del museo del lugar.

“Los monasterios trabajan desde la perspectiva de la eternidad, así que no hubo prisas en los trabajos de construcción del santuario. Santini realizaba otras obras al mismo tiempo, y la iglesia del lugar fue consagrada casi 70 años más tarde. No obstante, su brillo desapareció pronto. En 1785 el monasterio fue cerrado y Mariánská Týnice dejó de ser un lugar de peregrinación”.

Vuelven los peregrinos

Gracias a un minucioso remozamiento de las edificaciones cuya etapa principal tuvo lugar en los años noventa del siglo pasado, el santuario recuperó su aspecto original y los peregrinos reiniciaron sus actividades de culto.

Foto: Zdeňka KuchyňováFoto: Zdeňka KuchyňováAntes de llegar al embellecimiento actual, el santuario pasó momentos difíciles. En 1920 la cúpula se derrumbó y los daños fueron cuantiosos, corría el peligro de desaparecer para siempre.

El arquitecto Hanuš Zápal movió cielo y tierra hasta conseguir el respaldo de autoridades, empresas y donadores privados que participaron en la salvación del valioso inmueble.

Para oficializar sus actividades Zápal fundó una asociación y gracias a la ayuda conseguida el edificio se mantuvo en pie. Después de la Segunda Guerra Mundial la agrupación fue cerrada y el santuario pasó a manos del Estado.

La cúpula en su lugar

Un nuevo impulso vino después de la Revolución de Terciopelo de 1989 que derrotó al régimen comunista. Fue creado un fondo para la protección de la herencia arquitectónica, matizó Irena Bukačová

 Irena Bukačová, foto: Zdeňka Kuchyňová Irena Bukačová, foto: Zdeňka Kuchyňová“Debo decir que se trató de un programa muy ventajoso que garantizó una entrada continua de recursos financieros para las obras de restauración y mantenimiento. El mayor problema lo representó la cúpula destruida, pero en el año 2000 las dificultades fueron superadas y el santuario fue remozado“.

El santuario de Mariánská Týnice atrae anualmente a miles de turistas y peregrinos que buscan la paz y tranquilidad de sus instalaciones. Pero al igual que otros edificios diseñados y construidos por Jan Blažej Santini-Aichel domina un ambiente cargado de misterio, dijo Irena Bukačová.

“Como ya indiqué el santuario de Mariánská Týnice es desde hace siglos un lugar de peregrinaje. Muchas personas aseguran que dispone de una energía especial. Debajo de la corona de la Virgen María hay una energía que puede curar a enfermos y ayudar a los desvalidos”.

Más de 100 milagros

Foto: web oficial Putování za SantinimFoto: web oficial Putování za Santinim

Un fresco en el interior de la cúpula muestra como la Virgen ofrece abrigo bajo su capa a los necesitados. Gracias a los trabajos de reconstrucción fue instalada una nueva campana y un nuevo reloj.

Los vecinos de los alrededores están convencidos que todo lo que sirva para embellecer y dar mantenimiento al santuario y los inmuebles cercanos será recompensado con refugio y protección.

Las instalaciones son aprovechadas para la celebración de bodas, conciertos, actos sociales y cinco veces al año tienen lugar diferentes misas al tiempo que aumentan las actividades del culto Mariano.

31-01-2015