La ciudad balneario de Treboñ

07-07-2001

Radio Praga les invita ahora a una visita imaginaria a la ciudad balneario de Treboñ, en Bohemia del Sur, uno de los patrocinadores del concurso con motivo del 65 aniversario de las emisiones de la Radiodifusión Checa para el Exterior.

La ciudad balneario de Treboñ se encuentra en el sur de Bohemia, en medio de un paisaje famoso por sus numerosos estanques construidos en la época renacentista, cuando la ciudad y sus alrededores fueron posesión de la familia noble de los Rozmberk.

La historia contemporánea del conjunto de sanatorios se remonta a los años ochenta del siglo XIX, cuando se conocieron los efectos curativos de la turba. Pero ya en el Medioevo existía en el pueblo de Treboñ una fuente sulfhídrica.

Y del año 1410 data la primera mención escrita sobre un manantial que brotaba en los pantanos que rodeaban Treboñ. El lugar lo visitaban multitudes pues se supo que las aguas tenían efectos formidables para la piel y los ojos.

Sin embargo, la turba que dio origen a la tradición balnearia de Treboñ, empezó a aprovecharse hasta la segunda mitad del siglo XIX. Precisamente por aquella época empezaron a establecerse en Europa consultorios médicos que utilizaban en sus tratamientos, además del lodo y de las fuentes termales y minerales, también la turba.

Los yacimientos de este combustible fósil empezaron a formarse a finales del período glacial, hace 12 mil años antes de nuestra era, como resultado de la repoblación vegetal de los estanques y de la acumulación de residuos vegetales. Se estima que las reservas de la turba que se extrae en las cercanías de Treboñ, bastarán para los siguientes tres siglos.

La turba que se explota como medio curativo, se mezcla con agua, se calienta hasta 40 grados centígrados y se transporta por una tubería especial a los baños. La temperatura de estos baños se condiciona para cada cliente, según las instrucciones del médico; en la mayoría de los casos oscila entre los 37 y los 40 grados centígrados.

Un baño dura quince minutos aproximadamente, para que el cuerpo entre en calor y para que mejore la irrigación sanguínea. Además, el lodo de turba es benéfico para las mujeres con problemas ginecológicos y se conocen también sus cualidades en el tratamiento de enfermedades dérmicas.

Este método curativo que acabamos de explicar, es la base de la balneoterapia en Treboñ desde la fundación del primer sanatorio en 1883. En las orillas del estanque "El Mundo", fue construido en 1975, el conjunto de sanatorios moderno, Aurora.

En el Sanatorio Aurora se tratan sobre todo dolencias reumáticas, artritis, la enfermedad Bechterev y trastornos metabólicos que afectan las articulaciones. El sanatorio ofrece además tratamientos preventivos contra la obesidad causada por las enfermedades de la columna vertebral y otras.

Jakub Dvorák, el relaciones públicas de Aurora, explica qué tratamientos ofrece el sanatorio a sus clientes:

"Se trata de dos formas de balneoterapia: la clásica dirigida a los pacientes que sufren enfermedades del aparato motor y los que vienen a curarse a nuestro sanatorio después de sufrir un grave accidente. Pero ofrecemos también estancias para reconvalescencia y relajamiento, que aprovechan sobre todo las personas que provienen de zonas con altos grados de contaminación o que quieren mejorar su condición física. También las familias con ninos muestran mucho interés por nuestra oferta".

¿Cuántos pacientes visitan anualmente el sanatorio Aurora y de qué países?

"Cada año acogemos aproximadamente a ocho mil clientes. El 85% de la clientela son ciudadanos checos, el resto extranjeros, sobre todo de Alemania y de Israel. Pero también holandeses y estadounidenses aprovechan nuestros servicios. En el futuro queremos atraer también a clientes de Francia y Suiza".

El Sanatorio Aurora recibirá a los ganadores del concurso con motivo del 65 aniversario de las emisiones de Radio Praga. ¿Qué programa preparan para ellos?

"Los ganadores de su concurso podrán seleccionar de una amplia gama de servicios. Claro que antes de someterse a los tratamientos, serán sometidos a un chequeo médico. Además de esto, podrán disfrutar de programas culturales, deportivos, así como de numerosas actividades de entretenimiento que se ofrecen en nuestro sanatorio, en la ciudad de Treboñ y en sus alrededores".

El sanatorio Aurora organiza conciertos, bailes y dispone de canchas de tenis, piscina, gimnasio, sauna y alquiler de bicicletas y mucho más. Las cercanías de la ciudad de Treboñ fueron declaradas en 1979 reserva natural y dos años antes fueron incluidas en la red de reservas biosféricas de la UNESCO. Los clientes del sanatorio pueden practicar así el senderismo, gozando de una naturaleza intacta y rica en monumentos naturales.

Sin embargo, también los aficionados a la historia estarían satisfechos al visitar la ciudad histórica de Treboñ que puede enorgullecerse de numerosos monumentos de los más diversos estilos arquitectónicos. Vale la pena visitar el palacio renacentista que alberga a uno de los archivos más amplios de las tierras de la antigua Corona Checa y que destaca por un precioso parque inglés del siglo pasado.

En el parque está situada la cripta de los príncipes Schwarzenberg, familia de grandes terratenientes que además del feudo de Treboñ poseía en el sur de Bohemia, desde la segunda mitad del siglo XVII, más de 250 mil hectáreas de las tierras, nueve fábricas de cerveza y un gran número de canteras y fábricas de ladrillo.

07-07-2001