El Santuario de Loreto

24-02-2001

Muy difundida es la devoción al lugar de peregrinación del culto mariano en la localidad italiana de Loreto. Según la tradición, en el siglo XIII los ángeles trasladaron en andas hacia ese lugar la Santa Casa desde Nazaret, casa de la anunciación, es decir, del anuncio que del Misterio de la Encarnación trajera a la Virgen el Arcángel San Gabriel. Esta devoción al lugar de peregrinación del culto mariano tuvo una repercusión tal, que en los países del dominio de los Habsburgo se construyeron numerosas réplicas. Nuestra excursión de hoy tendrá por objetivo el Loreto praguense, que aunque no es el prototipo más antiguo de los existentes en Bohemia -que en su mayoría surgieron en la época de la contrarreforma o recatolización de las tierras checas por los Habsburgo tras la derrota de los protestantes bohemios en la Batalla de la Montaña Blanca, en 1620- por su incorporación urbanística y su expresión arquitectónica figura entre los más hermosos y visitados.

La Santa Casa de Praga fue construida por el arquitecto italiano Giovanni Orsi en los años de 1626 a 1631, a iniciativa y con la ayuda financiera de la noble checa Benigna Catalina de Lobkovic. Los bajorrelieves de mármol de Bramante que luce la capilla italiana original, fueron imitados en Praga con bajorrelieves de estuco, hechos por los constructores y artistas Jacopo Agosta, Giovanni Colombo y Giovanni Cometa.

En el interior de la Santa Casa praguense se han conservado hasta nuestros días fragmentos de los frescos de las paredes, a imagen y semejanza de los del Loreto italiano, así como la escultura de la Virgen de Loreto, negra, sobre un altar de plata, de estilo barroco, de fines del siglo XVII.

Si bien la idea original de la noble checa era la de levantar una réplica del Loreto italiano en Praga, en los años posteriores a la construcción de la Casa Santa el santuario continuó ampliándose. Recién finalizada la capilla central por el arquitecto Giovanni Oris, a fines del propio siglo XVII alrededor de ésta y del patio central se construyó un claustro con capillas de extraordinaria belleza, en el estilo barroco de moda entonces, mientras que a principios del siglo XVIII el portal del Loreto praguense fue reconstruido por el célebre arquitecto y constructor checo Kilián Ignác Dientzenhofer. En él destaca el campanario con el famoso carillón que construyera el maestro relojero Petr Naumann en el año 1694, y que aún hoy día continúa deleitándonos con la música de sus campanas al interpretar, a las horas, el tema titulado Mil Veces Te Saludamos.

Las esculturas que adornan la baranda del portal del praguense Santuario de Loreto son obra de Ondrej Quitainer, y las del patio central, entre las que se destaca La Inmaculada, son de Michal Bruderle, cuya tumba encontramos en el ángulo noroeste del claustro.

Una parte no menos importante y bella de este santuario praguense es la iglesia de la Natividad, ubicada en el centro del ala oriental del claustro. La iglesia, de impresionante estilo barroco, fue construida por el arquitecto y constructor Johann Aichbauer, de 1734 a 1736. Los frescos de sus paredes y cuadros son obra de los famosos pintores barrocos checos Václav Vavrinec Reiner, Johann Schopf, Johann Heintsch, Petr Brandl, y Antonín Kern, mientras que las esculturas son de Matías Schonherr y Matej Jackel.

Pero para ver el famosísimo tesoro del Loreto praguense debemos dirigirnos a la segunda planta del ala principal. El tesoro está integrado por una colección única de objetos litúrgicos y paramentos sacerdotales, valiosos exponentes de la orfebrería y el arte de los siglos XVII y XVIII, en la que figuran bellísimas custodias de oro decoradas con perlas y piedras preciosas. Entre ellas destaca la espléndida custodia diamantina, popularmente llamada Sol de Praga, construida en 1699 por los orfebres Matías Stegner y Johann Khunnischbauer, según un proyecto de Jan Bernard Fischer de Erlach, que, de oro y decorada con 6 222 diamantes, pesa 12 kilos, tiene 90 centímetros de altura y 70 de ancho En el Loreto praguense se dan cita historia, cultura y arte, de manera que, a visitarlo, amigos, estando de visita en la capital checa.

24-02-2001