El caudillo husita Jan Zizka perdió su segundo ojo en el castillo Rabí

13-03-2004

Rabí son las ruinas del castillo gótico más grandes en la República Checa. Situado a unos diez kilómetros de la ciudad de Horazdovice, en Bohemia sudoccidental, el castillo fue fatal para el caudillo de las tropas husitas, Jan Zizka. Al tratar de conquistar Rabí, perdió su segundo ojo.

Castillo de RabíCastillo de Rabí Responder la pregunta de ¿cuándo fue fundado el castillo de Rabí, y con qué fin¿ no es nada fácil. El año exacto no se conoce, los historiadores presentan incluso teorías muy distintas, según destaca el actual administrador de Rabí, Michal Novák.

"La explicación histórica más reciente sitúa la fundación del castillo en el período románico, en las postrimerías del siglo XII. La región de Susice, donde se halla Rabí, fue por aquél entonces un feudo de la vecina Baviera. Y probablemente los príncipes bávaros hayan construido Rabí como un castillo fronterizo que debía proteger la región de Susice".

La segunda versión, la más antigua, sostiene que el castillo fue fundado más tarde por la nobleza checa, a principios del siglo XIV. De cualquier manera, la primera mención escrita de Rabí data del año 1380.

Michal Novák parece estar fascinado por las raíces del castillo y ofrece más pormenores a Radio Praga.

Castillo de RabíCastillo de Rabí "Uno de los brazos de la Ruta de Oro cruzó esa región en el Medioevo. La ruta no se llamó así porque se hubiera transportado a través de ella el oro al Reino de Bohemia. La ruta unió Bohemia con los territorios del sur de Europa Central y posibilitó el intercambio comercial con la sal. Pero, por otro lado, la verdad es que el oro, sí, que había aquí. Por debajo de Rabí pasa el río aurífero Otava, muy rico en este mineral en la Edad Media. Entonces, la Ruta de Oro y los lavaderos de oro son dos factores que apoyan la teoría de que Rabí fue fundado como castillo de vigilancia".

Y si esta confusión no fuera poco, ahora nos preguntamos ¿de qué proviene el nombre del castillo, Rabí?

"Una teoría señala la palabra alemana "raben", o sea, el cuervo. Otra menciona a los "rabí"i", una denominación en el checo antiguo para los buscadores de oro. Y la tercera versión se refiere también a un pájaro, esta vez al gorrión, vrabec en checo. Así, el castillo fue construido en una cima denominada La Cima del Gorrión. El nombre fue transformándose con el paso del tiempo hasta adquirir la forma "Vrabí" o simplemente, "Rabí".

 

Castillo de RabíCastillo de Rabí Los primeros propietarios del castillo de Rabí fueron los Svihovstí de Rýzmberk, una estirpe noble que poseía vastos feudos precisamente en Bohemia sudoccidental, apunta el administrador del castillo, Michal Novák.

"El período del auge de Rabí fue el fin del siglo XV, bajo el dominio de Puta II Svihovský. Él se desempeñó como el Corregidor Supremo del Reino de Bohemia, un cargo que le aseguraba a Puta enormes ganancias que invertía en el desarrollo de sus feudos".

Michal Novák destaca que también otros miembros de la estirpe ocuparon altos cargos en la administración del Estado checo. Por ejemplo, el tío de Puta, Vilém Svihovský de Rýzmberk, fue Chambelán Supremo en la corte del Rey bohemio, Jorge de Podebrady.

"De Vilém Svihovský destaca su fidelidad hacia el Estado checo y sus intereses. Él mismo fue católico y su padre, un detractor a muerte del movimiento husita. Pese a su fe, Vilém sirvió a Jorge de Podebrady, rey elegido por los protestantes Estamentos checos, ayudándole a construir el Estado que tras numerosos conflictos religiosos y políticos se hallaba en ruinas".

Jan ZizkaJan Zizka El administrador de Rabí se refiere asimismo a uno de los predecesores de Vilém, Jan Svihovský de Rýzmberk, quien vivió durante las guerras husitas.

"También Jan fue un adversario fervoroso de los husitas. Tan fervoroso que su postura antihusita llamó la atención del caudillo de las tropas husitas, Jan Zizka, que por primera vez atacó Rabí en 1420. Como no encontró resistencia, regresó después de un año. Pero mientras tanto, Jan de Rýzmberk se preparó bien para el ataque. Para el caudillo husita, el segundo embate contra Rabí resultó fatal: perdió su único ojo sano".

Con los Svihovstí está vinculada la leyenda sobre el Diablo de Rabí que, sin embargo, se basa en acontecimientos reales. Michal Novák matiza que Puta II Svihovský fue un viajero aficionado y de uno de sus viajes trajo a Rabí un mono, animal desconocido en estas latitudes por aquél entonces.

"Cuando Puta partió para otro viaje, dejó al mono en el castillo. Pero el mono huyó a los bosques adyacentes donde lo encontraron los leñadores locales y éstos se asustaron pensando que era un diablo. Empujaron al mono a las coronas de árboles y empezaron a lanzar piedras, matándolo".

 

Castillo de RabíCastillo de Rabí El florecimiento que Rabí presenció bajo el dominio de Puta no duró mucho. Sus hijos ya no ocuparon altos cargos en el Reino de Bohemia, no disponiendo así de recursos financieros suficientes para mantener el castillo. A mediados del siglo XVI lo vendieron.

En siglos siguientes, Rabí cambió muchas veces de propietarios e iba deteriorándose poco a poco. Finalmente su destrucción total fue consecuencia de un gran incendio a principios del siglo XVIII.

Hoy en día, Rabí es propiedad del Estado. Casi 70 mil turistas lo visitan cada año y, según puntualiza Michal Novák, se puede optar por dos circuitos. Radio Praga emprendió los dos.

Primero subimos a la torre, de 26 metros de altura...

...y casi sin aliento, lo que nos recordó que deberíamos hacer algo de ejercicio. En la torre se nos abrió una preciosa vista panorámica. Pero no la disfrutamos mucho porque el administrador nos hizo bajar la escalera casi corriendo...

Administrador de Rabí, Michal NovákAdministrador de Rabí, Michal Novák ...hacia los sótanos. Nos pusimos a admirar los murciélagos que suelen hibernar allí. Como de inmediato reaccionaron al cambio de la temperatura causado por nuestra presencia, empezando a despertarse y, con su típico sonido, dándonos la señal de que les molestábamos, decidimos emprender el segundo circuito...

..., que es más cómodo ya que se limita a varias salas donde el visitante puede ver, entre otras cosas, una exposición de baldosas de estufa. Y hay muchas curiosidades dignas de admiración, subraya Michal Novák. Como, por ejemplo, una baldosa de finales del siglo XV que denigra al Papa.

"Lo raro es que fue descubierta en Rabí, en el castillo poseído siempre por la nobleza católica. Los historiadores opinan que la dejó instalar en una de las estufas el mencionado Vilém Svihovský de Rýzmberk. Aunque católico, sirvió al rey protestante Jorge de Podebrady. Con toda probabilidad, a Vilém le enfadó la decisión del Papa de cancelar "Los Artículos de Praga", el único logro del movimiento husita que había sobrevivido a su derrota y que garantizó una cierta libertad religiosa en el Reino de Bohemia".

En la exposición hay también baldosas que plasman jinetes o jugadores de naipes.

"Se trata de algo típico checo. Las baldosas que plasman a figuras netamente civiles no se produjeron en aquél período en ninguna parte de Europa, con excepción de Bohemia y, quizás, Baviera. Por aquél entonces prevalecieron motivos de flores o motivos religiosos. El movimiento husita es una de las raíces de la enorme secularización de la sociedad checa en la segunda mitad del siglo XV", explicó a Radio Praga el administrador de Rabí, Michal Novák.

13-03-2004