Brandýs nad Labem-Stará Boleslav, la ciudad de San Wenceslao

25-09-2004

En esta edición de Radioviajes visitaremos la ciudad de Brandýs nad Labem-Stará Boleslav - la ciudad con el nombre más largo en la República Checa que está estrechamente relacionada con la vida y la muerte de uno de los patronos checos -San Wenceslao.

Castillo de Brandýs nad Labem, foto: VitVit / Creative Commons 3.0 UnportedCastillo de Brandýs nad Labem, foto: VitVit / Creative Commons 3.0 Unported La ciudad de Brandýs nad Labem-Stará Boleslav se encuentra en Bohemia central en un valle sobre el río Elba, a unos doce kilómetros al noroeste de la capital, Praga.

Surgió artificialmente al ser unidas en 1960 dos ciudades independientes de las que cada una tiene una larga y rica historia - Stará Boleslav con más de mil años de existencia autónoma y Brandýs nad Labem, antigua ciudad real.

Por esta razón, en 1960 cuando las dos ciudades se unieron en una, fueron rechazadas todas las propuestas de un nuevo nombre y así surgió el nombre más largo de una ciudad checa con un total de veintiocho letras.

El nombre tan largo causa problemas a los 15 mil habitantes de la ciudad al rellenar formularios, no obstante, en el referéndum del año 1998 la inmensa mayoría de los lugareños se declaró a favor del nombre actual.

Castillo de Brandýs nad Labem, foto: VitVit / Creative Commons 3.0 UnportedCastillo de Brandýs nad Labem, foto: VitVit / Creative Commons 3.0 Unported La posición de la ciudad en una región estratégica al lado de grandes rutas comerciales y en las cercanías de la creciente capital tuvieron gran influencia en la vida de las dos ciudades que más de una vez fueron centro de grandes acontecimientos históricos, como recuerda, Jirí Novák, administrador del palacio local.

"En la ciudad de Brandýs nad Labem-Stará Boleslav tuvieron lugar varios grandes acontecimientos históricos y políticos en proporciones europeas."

En Brandýs nad Labem-Stará Boleslav ocurrió uno de los acontecimientos más importantes de la historia checa.

A principios del siglo X llegó al trono checo el joven Wenceslao que probablemente nació en esta ciudad, surgida pocos años antes de su nacimiento.

Wenceslao fue un monarca muy culto e ilustre, que se esforzó por el bienestar del reino checo, y porque el mismo tuviera un posición firme en Europa Central. Con este fin se respaldó en el cristianismo, en aquel entonces recién llegado a los países checos.

En el año 935, cuando el conde checo tenía 27 años cuando fue asesinado por su hermano menor Boleslav en la puerta de la iglesia de San Cosme y San Damián.

Después de la muerte del conde Wenceslao, Stará Boleslav pasó a ser una ciudad pequeña y sin importancia.

Durante la guerra de los husitas, en el siglo XV, la ciudad fue ocupada por las tropas católicas praguenses y que arrasaron con ella.

Más tarde todavía, como consecuencia de la Guerra de los Treinta Años, en el siglo XVII, el número de habinates de la ciudad se redujo a 300 personas.

Castillo de Brandýs nad LabemCastillo de Brandýs nad Labem Stará Boleslav se recuperó hasta en el siglo XIX con la revolución industrial, y fue entonces cuando en la ciudad surgieron varias fábricas.

El surgimiento de la otra ciudad - o se de Brandýs nad Labem está estrechamente unido con la construcción del palacio local, según explicara Jirí Novák, administrador del palacio.

"La ciudad y el palacio de Brandýs nad Labem surgieron aproximadamente en el año 1300. Algunas fuentes aducen fechas anteriores, y otras sostienen fechas posteriores, pero se sabe que alrededor del año 1300 existía la ciudad Brandýs nad Labem con un fortín gótico, desde el que se vigilaba la importante ruta comercial que atravesaba el río Elba."

En la ciudad de Brandýs nad Labem encontramos varias curiosidades. Por ejemplo el origen de su nombre. Después de varias teorías y años de investigaciones se comprobó la "pista" italiana.

Según los historiadores el nombre Brandýs es la modificación de la ciudad italiana "Brindisi" en la región de Apulia en el sur de Italia. Ésta se hizo famosa como punto de partida de las cruzadas que avanzaban a Oriente Próximo.

La palabra "Brindisi" pasó en checo antiguo a "Brandýs" con el significado de "lugar cerca del agua". El nombre le quedó a la ciudad, sin embargo, perdió el significado original que dejó de utilizarse.

No obstante, el auge del palacio y de la ciudad llega con la época del Renacimiento, subrayó Jirí Novák, administrador del palacio.

Rodolfo II HabsburgoRodolfo II Habsburgo "El Renacimiento es la época más importante para el palacio, gracias al emperador Rodolfo II Habsburgo que visitaba el lugar muy a menudo. Reconstruyó el palacio y lo convirtió en una de las sedes más importantes después de Praga."

Con el emperador acudieron a Brandýs nad Labem destacados artistas y científicos que ayudaron al auge de la ciudad.

Al igual que Stará Boleslav, Brandýs nad Labem fue arrasada durante la Guerra de los Treinta Años.

Otro aconteciemiento importante se celebró en la ciudad en el año 1813 durante las guerras napoleónicas.

"El emperador austríaco Francisco I instaló en la ciudad su Estado Mayor y se reunió aquí con sus dos aliados más importantes - el zar ruso Alejandro I y el rey de Prusia Guillermo III. Durante la reunión acordaron el procedimiento unitario contra Napoleón al que derrotaron al año siguiente en la batalla de Leipzig, Alemania."

Pocos años después, cerca de la ciudad fueron descubiertas fuentes de aguas minerales que impulsaron en 1820 la construcción de balnearios en el pueblo vecino, Houštka.

Emil Zátopek, foto: Roger Rössing, Deutsche Fotothek, CC BY-SA 3.0 DEEmil Zátopek, foto: Roger Rössing, Deutsche Fotothek, CC BY-SA 3.0 DE Muchos años después, en Houštka se construyó un estadio de atletismo en el que entrenó durante mucho tiempo el campeón olímpico checo, Emil Zátopek.

Pero volviendo al tema del palacio, los historiadores recuerdan que entre los últimos propietarios destacaron los duques de Toscana.

"Entre otros cabe citar al archiduque Luis Salvador de Toscana de la familia de los Habsburgo de Toscana, uno de los científicos más importantes de la época. Residía de forma permanente en la isla de Mallorca, sin embrago, en Brandýs instaló sus colecciones."

A propósito, el archiduque Luis inspiró a Julio Verne a la hora de escribir la novela Matías Sándorf.

Antes de la confiscación del palacio, en 1919, vivió en Brandýs nad Labem un personaje muy importante y significativo pero del que no se habla mucho y se sabe poco.

"El último propietario del palacio fue el emperador Carlos I de Austria que vivió en la ciudad ya durante sus estudios de cadete y pasó aquí el primer año después de su boda con Zita Borbón Parma y posteriormente compró el palacio."

Después de la Primera Guerra Mundial Carlos fue desterrado y sus propiedades fueron confiscadas.

En las dos ciudades se encuentran varios monumentos arquitectónicos, entre los que cabe citar las preciosas iglesias y basílicas de Stará Boleslav y el barrio y cementerio judíos en Brandýs nad Labem.

La doble ciudad Brandýs nad Labem-Stará Boleslav está a la sombra de la capital Praga y atrae a pocos los visitantes. Sin embrago, las dos ciudades merecen ser visitadas.

Pese a que no se trata de un conjunto arquitectónico unificado, sí es un lugar clave en la historia de los países checos.

25-09-2004