Trabajo para extranjeros en la RCh tras la adhesión a la UE

24-02-2004

Más de 46 mil extranjeros trabajan en la República Checa. ¿Qué cambiará para ellos tras la adhesión del país a la Unión Europea en mayo del año en curso? De esto preguntó Radio Praga en el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales checo.

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea La República Checa no descartó la posibilidad de limitar el acceso a su mercado laboral para los ciudadanos de otros países comunitarios siempre y cuando la entrada de esos trabajadores no amenace las posibilidades de los trabajadores checos, explicó a Radio Praga la portavoz del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, Katerina Prejdová.

"Si la República Checa introduce un período transitorio que limite el acceso a su mercado laboral, los ciudadanos de la Unión Europea necesitarán un permiso de trabajo. Si no, no lo necesitarán y tendrán la misma posición que los trabajadores checos, con inclusión de todas las ventajas relacionadas, tales como el derecho al seguro médico, a la pensión y el subsidio de desempleo".

¿Qué cambiará el ingreso para los trabajadores que no proceden de los países miembros de la Unión Europea?

"Nada. Es decir que para poder trabajar en la República Checa, necesitarán el permiso de trabajo. También la condición seguirá siendo la misma: el puesto que un extranjero de un país no comunitario quiera desempeñar, deberá ser difícil de ocupar a largo plazo por un trabajador checo".

Durante los primeros dos años tras la ampliación de la Unión Europea, la regulación de sus mercados laborales estará en la competencia de los países comunitarios. Los países miembros podrán prolongar el período transitorio, es decir, la limitación del acceso de los trabajadores de los nuevos países comunitarios, hasta mayo de 2011. A partir de esta fecha, la circulación libre de trabajadores estará vigente en toda la Unión Europea.

24-02-2004