Sobotka: ‘En Bratislava se acordaron medidas para aumentar la confianza de los ciudadanos en la UE’

17-09-2016

Los líderes de la Unión Europea, reunidos en una cumbre informal en Bratislava, acordaron medidas que buscan reforzar la confianza de los ciudadanos. Así lo informó el primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter el viernes.

La cumbre informal en Bratislava, foto: ČTKLa cumbre informal en Bratislava, foto: ČTK El político insistió en que a la República Checa le interesa que la Unión Europea se mantenga unida. De acuerdo con Sobotka, tanto él como los demás líderes habían coincidido en que la cumbre de un día, celebrada en Bratislava, capital de Eslovaquia, país que preside la Unión Europea, sirvió para debatir sobre el futuro de Europa.

El primer ministro checo dijo que él y los otros líderes europeos se reunieron en Bratislava para buscar una hoja de ruta. Se trata de algo imprescindible para impulsar el funcionamiento de la Unión Europea en las condiciones actuales después del Brexit.

Sobotka subrayó que en la cumbre se tomaron en cuenta las medidas exigidas por Praga, por ejemplo, la necesidad de reforzar los controles fronterizos. Se trata de un tema los líderes europeos debatirán con más detalle en los próximos meses.

En declaraciones a la Televisión Checa, Sobotka dijo que la cumbre había dado a todos los miembros de la UE excepto a Reino Unido la oportunidad de expresar sus opiniones de manera informal sobre el camino a seguir en busca de una solución de los "problemas reales" que afectan al bloque.

La cumbre informal sacó a la luz que los países miembros de la UE coinciden de cierta manera en el análisis de la crisis, pero difieren en lo referente a las causas y soluciones.

Para los cuatro miembros del Grupo de Visegrád, integrado por Chequia, Polonia, Hungría y Eslovaquia, el tema de los refugiados y la soberanía nacional resultan esenciales. Los países bálticos quieren resaltar la amenaza rusa, mientras que Grecia, Espaňa, Portugal e Italia presentan el tema de la flexibilidad económica. Alemania y Francia tratan de determinar el rumbo a seguir, y ante todo tapar el vacío dejado por el Reino Unido.

17-09-2016