Todos contra todos

01-11-2001

Todos contra todos. Ese es el panorama que nos ofrece el escenario político checo donde se enfrentan sus principales líderes: el presidente de la República, Václav Havel, el primer ministro, Milos Zeman y el presidente de la Cámara de diputados, Václav Klaus.

El presidente Havel aprovechó la Fiesta Nacional, el pasado 28 de octubre, para lanzar sutiles, pero contundentes críticas contra Václav Klaus al que -sin mencionar directamente- responsabilizó por una serie de dificultades que afectan a la sociedad. Václav Havel advirtió que en el país permanece arraigada una fuerte mentalidad comunista con un fino barniz capitalista que favorece a ciertos círculos políticos.

Por su parte, Milos Zeman optó por no asistir a la celebración de la Fiesta Nacional, argumentando que no quería desairar a la Primera Dama de la República. Resulta que ella dijo que nunca volvería a estrechar la mano a Zeman por los constantes ataques de éste contra su marido.

Los elementos a disposición nos sugieren que las elecciones parlamentarias del año entrante podrían desembocar en uno de los más dramáticos "todos contra todos" en la historia de la República Checa independiente.