Suicidio político a la checa

06-03-2003

Václav Klaus, foto: CTKVáclav Klaus, foto: CTK La elección a la presidencia de Václav Klaus el rival por excelencia del ex mandatario Václav Havel ha provocado una tormenta muy fuerte que podría sacudir muchos cimientos. Lo que más peligra es la unidad de la gubernamental socialdemocracia, que durante la elección demostró que las riñas intestinas son más intensas de lo que en un principio parecía. La coalición gubernamental dispone en la Cámara de diputados la mitad más uno de los escaños, lo que era suficiente para ganar las elecciones, pero los legisladores prefirieron votar por el rival, para no favorecer al candidato propuesto por el ala opuesta, dentro de su propio partido. El líder socialdemócrata Vladimir Spidla solicitó una moción de confianza, pero después del fracaso electoral difícilmente puede estar seguro de que todos sus diputados le respalden, por lo que todo podría terminar en un absurdo suicidio político.