La típica carpa checa, una delicia que viene de los estanques

Las tradiciones culinarias que preceden o acompañan las fiestas de la Navidad en Chequia serán el tema de una serie en Radio Praga durante este mes de diciembre. Esta vez centramos la atención en la pesca y la carpa, pescado típico de la cena de Nochebuena.

El drenaje del estanque de Krčín, foto: Ondřej TomšůEl drenaje del estanque de Krčín, foto: Ondřej Tomšů El drenaje del estanque de Krčín, foto: Ondřej TomšůEl drenaje del estanque de Krčín, foto: Ondřej Tomšů La sopa de carpa, seguida de carpa frita, asada, ‘al azul’ o ‘al negro’, es un alimento que no debería faltar en los hogares checos en la cena de Nochebuena. La tradición viene de tiempos remotos y está basada en una costumbre religiosa.

En la víspera de la Navidad, en las Tierras Checas se respetaba el ayuno, y en las cocinas de los hogares checos no debía haber ni un solo pedazo de carne. Se decía que si uno no comía carne, el día de Nochebuena se le aparecería un cerdito de oro que le cumpliría sus deseos. Por ello luego en Nochebuena, se preparaba pescado, mayormente la carpa, o caracoles, cuyo consumo era antaño muy frecuente en estos territorios.

Foto: Barbora NěmcováFoto: Barbora Němcová La carpa frita comenzó a prepararse en la República Checa a mediados del siglo XX y desde entonces es el plato más frecuente basado en ese pescado. La carpa, además, es el pez más extendido en Chequia, de acuerdo con Josef Malecha, presidente de la compañía de cría de peces Rybníky Třeboñ.

“La tradición navideña checa está basada sobre todo en la carpa. Por ello también nuestra compañía se dedica mayormente a la cría de este tipo de pescado. Además, la carpa es el pez que mejor prolifera en los estanques artificiales de este país. La carpa se cría aquí desde hace unos 400 y hasta 500 años. Desde el mismo surgimiento de estos estanques fue la carpa el principal pez criado en ellos. Nosotros hemos heredado esa tradición de nuestros antepasados y tratamos de perfeccionarla. Y el consumidor checo está acostumbrado a la carpa”.

A pesar de esa tradición, el consumo de pescado en Chequia sigue siendo bajo, indica Josef Malecha.

El drenaje del estanque de Krčín, foto: Ondřej TomšůEl drenaje del estanque de Krčín, foto: Ondřej Tomšů ”Debo decir que en comparación con los demás países europeos el consumo de pescado de agua dulce en Chequia sigue siendo realmente bajo. A lo mejor se debe esto al hecho de que el pescado suele consumirse aquí sólo en ocasiones festivas, o sea, durante la Navidad o durante la Pascua. El resto del año el consumidor checo no suele comprar pescado de forma muy frecuente. Admito que mucho depende de nosotros los pescadores y distribuidores de pescado. Deberíamos buscar una mejor forma de cómo ofrecer el pescado al consumidor para atraer más su atención”.

Además de la parte gastronómica, en otoño, en el período previo a las fiestas de la Navidad, resulta interesante asistir a un drenaje de estanques, que se efectúan en Chequia. Desde allí, de los estanques que en su mayoría se encuentran en Bohemia del Sur, el pescado, sobre todo la carpa, inicia su viaje a las tiendas y luego a la mesa de la cena de Nochebuena en los hogares checos.

Josef Malecha, foto: Ondřej TomšůJosef Malecha, foto: Ondřej Tomšů Como sostuvo Josef Malecha durante el drenaje del estanque de Krčín, la más atractiva es la pesca en el estanque de Rožmberk.

“En lo que respecta a la actividad de mayor envergadura que organiza nuestra compañía de cría de peces, cabe mencionar el drenaje del estanque de Rožmberk. Este ocupa 647 hectáreas y es el estanque artificial más grande de la República Checa. Durante los tres días del drenaje, el trabajo de los pescadores suele ser seguido por unos 50.000 visitantes que llegan a conocer así más de cerca y a fondo lo que conlleva la profesión de pescador. Ofrecemos además varias delicias hechas de pescado, la oferta es muy variada”.

Durante la pesca en los estanques los pescadores preparan asimismo programas para niños y exhibiciones sobre la pesca. Todo esto a fin de propagar la pesca como una profesión con una larga tradición e historia.