Renovarse o morir. La escenografía española se presenta en la Cuatrienal de Praga

22-06-2015

Las más recientes transformaciones y tendencias de la escenografía española se muestran en toda su complejidad hasta el 28 de junio en la Cuatrienal de Praga, el evento más importante de su tipo en el mundo. El público podrá experimentar su propia muerte y resurrección, participar en una verbena o conocer el trabajo de las cuatro escuelas escenográficas del país.

Pabelón de España, foto: Carlos FerrerPabelón de España, foto: Carlos Ferrer La escenografía y la arquitectura teatral son disciplinas en pleno cambio, tendentes a una integración más estrecha con el resto de las artes y a una presencia más ambiciosa, de un alcance mayor que el mero trasfondo para una obra de teatro o danza. Es por ello que en la actual edición de la Cuatrienal de Praga se puso como condición a los países y regiones participantes que en sus trabajos primaran la interacción con el público y se dejaran guiar conceptualmente por los ejes de la política, el clima y la música.

El resultado es un panorama mundial de la escenografía poliédrico y extremadamente rico en interpretaciones. El pabellón de España, con el llamativo título de ‘Muérete’, lleva la implicación del público a un nuevo nivel. La sala, situada en el palacio Colloredo-Mansfeld, alberga un tenebroso velatorio en el que cualquiera puede ser el protagonista. Los visitantes pueden yacer en una tarima en el centro y contemplarse en un espejo en el techo mientras escuchan en unos auriculares un poema de Daniel Sarasola sobre la muerte y la podredumbre, y un proyector hace que sean devorados por los gusanos.

Se trata de un concepto procedente del barroco, explica el comisario del programa general de España José Luis Raymond.

José Luis Raymond, foto: Jonáš Mejtský - IC PragaJosé Luis Raymond, foto: Jonáš Mejtský - IC Praga “A mí hizo plantearme que en todo creador se está constantemente intentando hacer algo diferente. Siempre estás muriendo para crear algo nuevo. Y eso está muy relacionado con la idea del barroco del Siglo de Oro español. Y entonces encontré un libro sobre la puesta en escena de los jesuitas. En aquella época, los jesuitas en los siglos XVI y XVII lo que planteaban era que para enseñar el catecismo, las personas tenían que hacer como que morían, tener ese sentimiento. Los grandes autores del teatro español, Quevedo, etc., utilizaron ese tipo de actitudes. Por lo tanto casi sentían ellos también la muerte cuando se sentaban y jugaban"

"Entonces con esa idea del tumbarse, del saber lo que es sentirse en un mundo viejo, salió esta idea", prosigue Raymond. "Ahora estamos en un momento muy barroco. En España también estamos en un momento de cambio, y por lo tanto todo lo que rodea la tumba es lo viejo, lo roto, lo deshecho. La idea es que tú te tienes que tumbar, y si no piensas que como individuo debes cambiar, es mejor que te mueras, la muerte metafórica”.

Exposición en Instituto Cervantes, foto: Jonáš Mejtský - IC PragaExposición en Instituto Cervantes, foto: Jonáš Mejtský - IC PragaPabellones como el español hacen pensar al visitante si se encuentra realmente en una muestra de escenografía o en un museo de arte moderno. José Luis Raymond advierte que precisamente una de las labores de la Cuatrienal es derribar los tabiques entre ambos mundos.

“Ese era uno de los objetivos de la Cuatrienal: cómo el arte está invadiendo todas las ramas artísticas. Hay gente que no quiere ese tipo de concepto y se quiere dedicar más al elemento decorativo tradicional de una escenografía, y estamos los que desde hace muchos años intentamos ver que el arte tiene que seguir invadiendo incluso el teatro. Por lo tanto para mí, como creativo plástico es muy importante que reúna todo, que sea interactivo, que sea una instalación, que sea una posible escenografía y que participen de ello. Sobre todo que la obra plástica te tiene que transmitir”.

Una disciplina en plena efervescencia

La Cuatrienal de Praga, cuya primera edición tuvo lugar en 1967, es actualmente la exhibición de su tipo más importante de todo el mundo, y este año reúne a más de cinco mil profesionales internacionales, que junto con el amplio público, disfrutarán hasta el 28 de junio de aproximadamente 500 eventos de todo tipo relacionados con las artes escénicas.

La presentación por países y regiones, 62 en total, no acaba en muchos casos con los pabellones nacionales, y se extiende a otro tipo de exposiciones, como la Sección Estudiantil. En la Casa de Kafka España presenta un escenario bautizado como ‘Atravesando el Cristal’ fruto de la colaboración de sus cuatro escuelas de escenografía, comenta Raymond.

“Ellos han elegido cuatro elementos atmosféricos en una instalación bastante abstracta pero que está llena de guiños a distintos elementos plásticos que pueden servir. Una escultura moderna hecha con madera, por ejemplo, y materiales como elementos plásticos tradicionales de la escenografía, pero requiere una obra muy abierta, donde el público interactúa, se mete y juega con ello”.

Al mismo tiempo, en el Instituto Cervantes de Praga la muestra ‘Tránsito por la Escenografía Española Contemporánea’ hará un repaso por la actualidad de la escena plástica española utilizando imágenes de unos 600 espectáculos estrenados en los últimos cinco años. El concepto de la exposición, en ocho módulos y en base a materiales reciclados, es obra del grupo artístico Zuloark. En términos generales, el panorama de la escenografía española viene marcado por la experimentación y la progresiva apertura de miras, indica Raymond.

“Pues en estos momentos están las corrientes tradicionales de la escenografía, que en ese sentido Cataluña sigue haciendo un trabajo muy interesante incluso ahora, haciendo cosas contemporáneas. Y luego también las nuevas generaciones, desde que se han oficializado las escuelas artísticas desde el año 1992, ha hecho que haya habido una evolución muy grande por parte de la dirección escena, de la escenografía… Incluso la escenografía, al estar ya mezclada con todas las demás artes, están surgiendo trabajos conceptuales muy interesantes a nivel teatral, en las artes escénicas”.

Este martes será el día de España en la Cuatrienal, que se celebrará con visitas oficiales a las exposiciones, una verbena nocturna con ocasión de la noche de San Juan y la performance callejera ‘No lloro porque espero’, en la que un grupo de actores creará escenarios improvisados en las calles del centro de Praga. Este lunes tendrá lugar además la performace ‘De Profundis’ en la Iglesia de Santo Tomás, en la que los participantes realizarán fotografías con cámaras estenopeicas.

22-06-2015