Marie Tesařová: la checa que distribuyó filtros de agua en Ecuador tras el terremoto

13-09-2016

La checa Marie Tesařová emprendió la aventura de su vida a comienzos de aňo estableciéndose en Ecuador para vender filtros de agua. La casualidad quiso que durante su estancia se diera el devastador terremoto de abril y sus filtros salvaran miles de vidas.

Muestra de funcionamiento del filtro Enerwa, foto: Marie TesařováMuestra de funcionamiento del filtro Enerwa, foto: Marie Tesařová El agua potable es un problema en Ecuador, sobre todo en las zonas rurales, donde son comunes las intoxicaciones por agua en mal estado, especialmente en el caso de los más pequeňos. Este es el motivo por el que el ingeniero ecuatoriano establecido en Países Bajos Jorge Merino fundó la empresa Sustainable World, que produce los filtros de agua de bajo coste Enerwa.

Puesto que Merino solo pasa en Ecuador periodos muy breves, se hizo necesario contar con un agente permanente sobre el terreno. La elegida fue la checa Marie Tesařová, que a comienzos de aňo tomó la decisión de aceptar la oferta y pasar seis meses en el país sudamericano, nos cuenta.

Marie Tesařová, foto: Carlos FerrerMarie Tesařová, foto: Carlos Ferrer “Yo fui en enero de 2016 sin saber nada de español. No hablaba nada: un, dos, tres, por favor y gracias. Nada más. Mi primer día ellos dijeron: Marie, el almuerzo. No sabía que era eso. Me hacían gestos con la mano y yo ya me dije: ah, comida. Después aprendí en 17 días a hablar, con clases de más de una o dos horas al día, y después tuve presentaciones con el filtro”.

Haciendo gala de una gran capacidad adaptativa y don para los idiomas, Marie pronto empezó a recorrer el país difundiendo las cualidades de los filtros Enewa, que realmente completaban un lugar en el mercado, dada la insalubridad del agua en Ecuador.

Acopio de agua potable tras el terremoto, foto: Marie TesařováAcopio de agua potable tras el terremoto, foto: Marie Tesařová “Allá tienen la posibilidad de beber agua de la llave, pero es muy peligroso, o pueden comprar botellones. Es como un dispensador de 20 litros de agua, pero es por un dólar y cuatro, como 30 coronas checas. Es muy caro. Entonces él tiene este filtro. Es muy fácil, tiene componentes plásticos y dentro hay un filtro que tiene tres cosas. La primera es cerámica, y con ella no pasan abajo parásitos y bacterias, la segunda es plata coloidal, para desinfectar el agua, y esto negro es carbón activo, para filtrar metales pesados”.

Los filtros suponían un avance importante, especialmente teniendo en cuenta que antes de iniciarse el proyecto, los únicos purificadores disponibles eran de factura metálica y precio muy superior, en torno a los 600 dólares.

El filtro justo en el momento justo

Ruinas tras el terremoto, foto: Marie TesařováRuinas tras el terremoto, foto: Marie Tesařová La casualidad quiso que Marie Tesařová se encontrara vendiendo estos filtros en Ecuador justo en el momento en el que el país más los iba a necesitar. Aunque ya había experimentado algunos pequeňos terremotos en marzo, aquellos temblores no tenían nada que ver con la catástrofe que se le vino encima al país el 16 de abril.

“En abril fue el terremoto grande y yo estaba con mi esposo, que estaba de vacaciones para visitarme, en Quito, porque no hacía tanto calor para él. Estábamos en un décimo piso con los padres de mi jefe, y después a las siete se empezó a mover la casa, a izquierda y derecha, muy raro, se movía no sé cuántos metros, y no dos o tres segundos, yo pienso que dos o cinco minutos o más”.

Efectos del terremoto, foto: Marie TesařováEfectos del terremoto, foto: Marie Tesařová A consecuencia del terremoto, miles de personas se quedaron sin casa en las zonas afectadas, lo que generó una gran carestía de recursos básicos, entre ellos el agua potable. Inmediatamente varias organizaciones humanitarias se pusieron en contacto con Marie y empezaron a comprar filtros en grandes cantidades.

Al principio Marie Tesařová abastecía a las organizaciones, pero después se hizo más práctico entrar en contacto directo con los afectados, relata.

Explicación del funcionamiento de los filtros, foto: Marie TesařováExplicación del funcionamiento de los filtros, foto: Marie Tesařová “Ellos compran estos filtros y se lo dan a la gente. Pero nosotros tenemos la experiencia de que no es bueno que la gente no pague por esto, porque luego no lo quieren. Después iba yo siempre con la organización humanitaria al campo donde ellos vivían sin casa, y explicaba cómo se usa, por qué el producto es muy bueno, y estaban así muy felices porque sabían exactamente cómo funcionaba”.

Como resultado los filtros proporcionaron agua limpia a miles de personas, salvando sin duda muchas vidas, y la empresa Sustainable World vendió más filtros que en los tres años anteriores, eso sí, a un precio casi simbólico, comenta Marie.

Filtros de agua listos para su distribución, foto: Marie TesařováFiltros de agua listos para su distribución, foto: Marie Tesařová “Tenemos un precio de 40 dólares. En la República Checa los vendo por 1.700 coronas (63 euros). Pero allá es un precio muy bajo, y después del terremoto, cuando las organizaciones humanitarias necesitaban filtros, nosotros vendimos a un precio muy bajo, para todos los que no tenían nada para beber. Esta empresa existe tres años, y en ese tiempo se vendieron 2.300 purificadores, y en los seis meses en los que estaba yo allí, 3.700”.

De vuelta a la República Checa

Pasados los seis meses acordados, Marie Tesařová volvió a la República Checa, hablando un castellano decente y llevándose consigo un poco de Ecuador en el corazón. Sin duda echará de menos el sol ecuatoriano.

“Me encanta el calor, entonces allá hacía más de 30 grados, todo el día, también por la noche. Yo estaba muy feliz con esto. También la gente es muy chévere y alegre, todos bailan. Y la naturaleza es increíble también”.

Aunque en Chequia Marie ya tiene otro empleo, sigue trabajando como agente local de Sustainable World. De hecho en la República Checa los filtros de agua también tienen salida comercial, al usarse en las casas de campo más remotas, que no están conectadas a la red de aguas.

13-09-2016