Sigue el empeño gubernamental de prohibir al Partido Comunista

24-11-2011

El Gobierno sigue pensando prohibir el Partido Comunista. Sale a la luz un supuesto caso de corrupción relacionado con la privatización de la empresa ‘Škoda Pilsen’. Se complica la liberación de los turistas checos detenidos en Zambia. Estos son algunos de los temas abordados por la prensa checa este jueves.

Diputados del Partido Comunista de Bohemia y Moravia, foto: Archivo del Gobierno checoDiputados del Partido Comunista de Bohemia y Moravia, foto: Archivo del Gobierno checo El Gobierno no abandona la idea de prohibir el Partido Comunista de Bohemia y Moravia, informa Lidové Noviny. El gabinete del primer ministro, Petr Nečas, refuerza sus intentos de detener las actividades de los comunistas.

Ni los cuatro informes periciales, que rechazan la prohibición y que el primer ministro acaba de recibir, frenaron su empeño. El gobierno decidió, pese al desacuerdo con el ministro de Interior, sobre la elaboración de la propuesta de una denuncia administrativa.

Los funcionarios ministeriales tienen un mes para confeccionar un plan de prohibición de las actividades de los comunistas checos. Cuando el Gobierno conozca el texto concreto de la propuesta y sus argumentos, decidirá si se dirige al Tribunal Supremo Administrativo del país, agrega el diario.

 

La privatización de la empresa ‘Škoda Pilsen’, hace nueve años, ha sido vinculada a un supuesto caso de corrupción, publica

A este descubrimiento llegaron los detectives suizos tras la investigación de los flujos financieros concernientes a la empresa ‘Appian’ a raíz de las sospechas de que sus dueños estaban blanqueando dinero.

Según los suizos, los ejecutivos de dicha empresa causaron al Estado checo una pérdida de más de 400 millones de euros, sostiene el periódico.

 

Los turistas checos en Zambia, foto: ČT24Los turistas checos en Zambia, foto: ČT24 La liberación de los turistas checos detenidos en Zambia se complica por acción de nuestros eurodiputados, escribe Právo. Aún no se ha decidido el destino de tres turistas checos que fueron detenidos en Zambia tras haber sido acusados de espionaje.

Evžen Tošenovský, eurodiputado checo, solicitó la semana pasada que la Unión Europea contribuyera en la resolución de dicho caso. A continuación el eurodiputado, Jan Březina, invitó en una carta a la ministra de Asuntos Exteriores de la UE, Catherine Ashton, que empleara, en caso de ser necesario, la amenaza de negar a Zambia la ayuda al desarrollo que le está concediendo.

La reacción del Ministerio de Asuntos Exteriores de Zambia fue inmediata. Exhortan a Praga que no amenace con sanciones y, al mismo tiempo, envían a un emisario que debería llegar a más tardar este viernes. Si los turistas checos son reconocidos culpables podrían ser condenados a 25 años de prisión.

 

Josef SvobodaJosef Svoboda Los filántropos llegan al escenario, escribe Hospodářské Noviny. En la vida social checa empieza a aparecer un nuevo fenómeno. Crece el número de eventos culturales patrocinados por ricos mecenas. “El mejor dinero es aquel que pueda ser invertido en algo útil”, dice Pavel Smutný, un abogado praguense.

Tiene una afición poco común. Entre las personas ricas busca a aquellos que quieran patrocinar los eventos culturales. Con este objetivo creó la Bohemian Heritage Fund.

Y gracias a los 40 donantes de dicha fundación fue patrocinada la exposición de Robert Wilson, director teatral y artista plástico, que presentó su obra junto a la de Josef Svoboda, uno de los mayores escenógrafos checos.

La actividad de Pavel Smutný es todavía un fenómeno raro en la cultura checa, señala el diario.

24-11-2011