Ser madre a los 50 años no es ningún problema en Chequia

18-05-2011

La prensa checa dedica su atención este miércoles a la cuestión ética de tener hijos a una edad avanzada. Además, escribe sobre las discordias entre Asuntos Públicos y los otros dos partidos de la coalición gubernamental y comenta la reforma de Salud del ministro Leoš Heger.

Ser madre a los 50 y más años no supone mayor problema en Chequia, anuncia en primera plana Mladá Fronta Dnes.

El diario envió a una mujer de 54 años a siete clínicas de reproducción asistida. Tres de ellas estaban dispuestas a aplicarle el método de fecundación in vitro. El precio oscilaba entre 2.500 y 4.000 euros por un intento.

A la posterior pregunta de los periodistas sobre el aspecto ético de tal intervención, los médicos respondieron unánimemente: “No es posible definir una edad límite, cada caso es individual”.

Leoš Heger, foto: ČTKLeoš Heger, foto: ČTK La verdad es que la normativa checa no establece un límite de edad máximo para tener un bebé. Los médicos actúan entonces de manera legal. No obstante la edad máxima recomendada es de 48 años.

Además, entre las medidas propuestas por el ministro de Salud, Leoš Heger, en el marco de la reforma sanitaria, figura la de elevar este límite ético para tener hijos a los 55 años.

La propuesta tiene muchos adversarios entre los médicos, que argumentan que en las mujeres mayores de 50 años aumenta considerablemente el riesgo del parto prematuro, que puede tener consecuencias graves para el niño.

A pesar de ello, el número de mujeres que tienen hijos a una edad avanzada va en aumento. Durante los últimos 12 años, el número de madres mayores de 45 años se ha triplicado en el país, indica Mladá Fronta Dnes.

 

Vít Bárta, foto: ČTKVít Bárta, foto: ČTK El presidente de Asuntos Públicos, Radek John, admite la posibilidad de que su partido se retire del Gobierno, informa en portada el diario Právo.

Las discordias entre los integrantes de la coalición gubernamental comenzaron hace un mes con el escándalo de corrupción dentro de Asuntos Públicos, que le costó el puesto al ministro de Transportes y líder oficioso de esta formación, Vít Bárta.

Aunque, la coalición tripartita, integrada además por el Partido Cívico Democrático y TOP 09, logró superar la crisis, los problemas continúan.

Radek John, foto: ČTKRadek John, foto: ČTK La semana pasada, Radek John renunció a su cargo de viceministro para la lucha contra la corrupción. Como motivo señaló el poco apoyo que se prestaba a sus proyectos.

Asuntos Públicos sigue insistiendo, además, en la destitución del ministro de Finanzas, Miroslav Kalousek, de TOP 09, y de los ministros de Defensa, Alexander Vondra, y de Agricultura, Ivan Fuksa, ambos del Partido Cívico Democrático.

“En caso de que el primer ministro, Petr Nečas, no tome en consideración nuestras exigencias, no podrá contar con nuestro voto de confianza en junio próximo”, amenaza en Právo Radek John.

 

Lidové Noviny dedica su atención a la reforma de Salud, especialmente, al proyecto de dividir la atención pública en tratamientos estándares, pagados por las aseguradoras, y otros, en cuya financiación participaría el paciente.

Basándose en las declaraciones de algunos expertos de la Asociación Médica J. E. Purkyně, el periódico advierte de que muchos tratamientos que ahora no le cuestan nada al paciente en el futuro serán considerados como extra y los ciudadanos deberán pagarlos de su bolsillo.

El diario menciona como ejemplo la cirugía láser de várices, el tratamiento logopédico y la cesárea, entre otros servicios.

18-05-2011