Rigurosos controles técnicos de automóviles quieren combatir el robo de coches

22-11-2010

Crean un nuevo grupo de especialistas en lucha contra el blanqueo de dinero en los juegos de azar; se aplicarán medidas para combatir el robo de automóviles; médicos checos se marchan al extranjero. Estos son algunos de los temas sobre los que escribe la prensa checa este lunes.

El ministro de Finanzas, Miroslav Kalousek, está formando un nuevo grupo de especialistas que controlarán las ganancias de los juegos de azar, escribe Hospodářské Noviny.

Esto se debe a que algunos casinos violan la legislación y, en vez de destinar parte de sus ganancias a actividades caritativas, las depositan en cuentas de empresarios o asociaciones cuyas actividades provocan las sospechas de las autoridades. Se estima que estas asociaciones sirven sólo para el blanqueo de dinero.

El ministro Kalousek decidió combatir esas dudosas prácticas. A partir de enero iniciará sus actividades un grupo de revisores financieros que supervisarán el flujo del dinero de los juegos de azar y el consecuente cumplimiento de las normativas en este sector.

Se prevé asimismo, que en el 2013 se presente el proyecto de una nueva Ley de loterías que aplicará un impuesto del 20 por ciento al negocio con juegos de azar, sostiene Hospodářské Noviny.

 

Según la Policía, Chequia se ha convertido en un ventajoso mercado de venta de automóviles robados, señala Lidové Noviny. En vista de ello, el Ministerio de Transportes quiere endurecer los criterios de los controles técnicos de los vehículos. Lo que se quiere es que sea verificado el origen y la documentación de cada automóvil, y que se examinen igualmente los documentos de identidad del dueño del coche.

La medida formará parte de la nueva enmienda a la ley de transportes por carretera, que el Gobierno presentará a la Cámara Baja en enero de 2011. El Parlamento podría aprobarla a más tardar en junio del próximo año, indica Lidové Noviny.

 

Al igual que otras naciones europeas, también los checos afirman que los festejos de la Navidad en su familia serán este año mucho más modestos que otras veces, lo que se debe a la crisis económica, escribe Právo.

Según un reciente sondeo de opinión, más del 50 por ciento de los encuestados considera no obstante, que la tradición de los regalos de Navidad hay que conservarla, especialmente por los niños que, de otra manera, quedarían desilusionados.

La mayoría de los checos están decididos sin embargo a comprar regalos prácticos a sus familiares este año, y piensan gastar en ellos 325 euros en promedio, señala Právo.

 

Unos 30 médicos del hospital municipal facultativo de Hradec Králové han presentado su renuncia y quieren irse a trabajar al extranjero, escribe Hospodářské Noviny.

Los especialistas reaccionan de esta manera a la decisión del Gobierno de reducir en un 10 por ciento los salarios de los empleados del sector público a partir de enero de 2011, a fin de disminuir el déficit del presupuesto nacional. Los médicos de Hradec Králové son los primeros que decidieron marcharse, pero se prevé que otros centenares de especialistas les seguirán a partir de diciembre.

Los galenos checos se quejan de que sus salarios ya actualmente están muy por debajo de lo que reciben sus pares en otros países de la Unión Europea. Están convencidos que en Alemania, Austria o Francia, su trabajo será mucho más apreciado que en casa, y que serán mucho mejor remunerados, señala Hospodářské Noviny.

22-11-2010