04-08-2009

La prensa nacional comenta este martes el notable aumento del déficit estatal; el escándalo de las vacaciones del ex primer ministro checo; y la esperada contienda por avanzar a la cuarta ronda preliminar de la Liga de Campeones entre el Panathinaikos y el Sparta.

Las arcas estatales checas están navegando como un barco sin capitán, subraya el diario Lidové Noviny, al comentar que el déficit presupuestario del país ascendió en los primeros siete meses de este año a casi tres mil millones de euros.

Dicha cifra supera dos veces el déficit aprobado para todo el año, constata el periódico.

“En cuanto al desarrollo del déficit estatal, no se nota nada positivo. Las bajas en cuanto a los ingresos obtenidos de los impuestos se han profundizado y las pérdidas superan el récord histórico de este país”, asegura el analista Pavel Sobíšek en el rotativo.

Por su parte, el experto Vladimír Pikora no descartó la posibilidad de que el déficit llegará a superar a fines de año cuatro veces la suma aprobada por el Parlamento.

La cuestión es: ¿por qué se aprueba el déficit en el Parlamento y por qué los diputados discuten tanto sobre el mismo? ¿No será sólo una farsa para el electorado?, pregunta Lidové Noviny.

Mirek Topolánek, foto: ČTKMirek Topolánek, foto: ČTK La prensa sigue comentando ampliamente el caso de la estadía veraniega del ex primer ministro, Mirek Topolánek, en la mansión situada en la ciudad italiana de Monte Argentario en compañía de los más influyentes hombres de negocios checos.

La mansión es propiedad de una compañía de Lichtenstein, Raben Anstalt, pero, según las nuevas evidencias, todo parece indicar que el dueño real del inmueble es el grupo de inversiones checo J&T.

Esta compañía participa en licitaciones por encargos estatales, por lo que necesita mantener buenas relaciones con el Gobierno. De esa forma, el jefe del Partido Cívico Democrático hace frente a acusaciones indirectas de que el alquiler de la lujosa villa podía haber sido un favor por parte de la empresa que está realizando importantes negocios con el gigante energético semi-estatal ČEZ, entre otros.

El Panathinaikos de Atenas al Sparta de Praga (Tomáš Řepka), foto: ČTKEl Panathinaikos de Atenas al Sparta de Praga (Tomáš Řepka), foto: ČTK Un eco de las antiguas batallas entre Atenas y Esparta se escuchará este martes por la noche en el partido de vuelta de la tercera ronda preliminar de la Liga de Campeones, en el que se enfrentará el Panathinaikos de Atenas al Sparta de Praga, indica el diario Sport.

El subcampeón checo viajó a la capital griega este lunes con una ventaja de 3-1 lograda en el encuentro de ida, pero sin su entrenador, Jozef Chovanec, ni el capitán, Tomáš Řepka.

El primero no estuvo en el avión por razones familiares. El segundo por las atenciones médicas a las que se sometió tras sufrir una lesión muscular el pasado viernes en la liga checa. Ambos se han sumado al equipo checo al último momento.

El hecho de que Řepka ha viajado a Grecia tan tarde insinúa que el Sparta tendrá que prescindir de su mejor defensa en el Estadio Olímpico de Atenas, especula el rotativo.

04-08-2009