20-05-2009

Jan Fischer, photo: CTKJan Fischer, photo: CTK Con tan solo 40 días como figura pública el nuevo primer ministro checo, Jan Fischer, encabeza el ranking de popularidad, informa en portada el diario Právo.

De acuerdo con un sondeo de la agencia demoscópica STEM el 55 por ciento de los encuestados considera que Fischer es un buen primer ministro. Todo lo contrario opina el 27 por ciento de los consultados.

Los simpatizantes de Fischer son en su mayoría personas entre los 35 y los 59 años de edad y con educación universitaria, que en la mayoría de los casos prefieren al frente del Gobierno a un tecnócrata y no a un político, sostiene Právo.

El diario Mladá Fronta Dnes escogió para su portada una caricatura de Pavel Reisenauer, galardonado con el premio de Periodismo Karel Havlíček Borovský, el mayor reconocimiento periodístico del país.

Sus caricaturas y dibujos son siempre portada del semanario Respekt. Reisenauer, de 48 años de edad, es autodidacta y antes de dedicarse a la caricatura política trabajó como guardia nocturno y fogonero, apunta Mladá Fronta Dnes.

Las declaraciones del ex presidente checo Václav Havel en las que comparó a la factoría automovilística Škoda con un campo de concentración han causado furor.

El rotativo Lidové Noviny publica las palabras del líder socialdemócrata, Jiří Paroubek, quien pide a Havel que se disculpe ante la fábrica. El ex mandatario adelantó que no lo hará, porque no es necesario, pero adelantó que no se opone a explicar sus palabras.

Según indicara Havel él hizo énfasis en el hecho de que la industria tiene que tener sentido y que a partir de eso derivan los puestos de trabajo. La industria no es algo sin propósito que existe para que la gente tenga trabajo, subrayó Havel. Fue en esta relación en la que Havel dijo que justificar la producción solo para que la gente tenga que hacer, es como tratar de justificar la existencia de un campo de concentración para que los centinelas tengan trabajo, cierra Lidové Noviny.

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea Las elecciones al Europarlamento son uno de los temas destacados por el diario Hospodařské Noviny. El comentarista Adam Černý sostiene que hace cinco años atrás un poco más del 53 por ciento de los electores acudió a las urnas. Entonces se habló de un gran ausentismo, pero esto año parece que todo será peor.

Una reciente encuesta demuestra que más de la mitad de los electores checos no piensa votar, pero el 56 por ciento de los ciudadanos asegura que la Unión Europea es el mejor instrumento para repeler los efectos de la globalización.

Para Hospodařské Noviny el problema radica en que muchos de los candidatos al Parlamento Europeo montan sus campañas sobre temas de política nacional, lo que se les devuelve como un boomerang, ya que los electores les miden según los éxitos o fracasos del gobierno de turno y no de cara a Europa.

20-05-2009