19-05-2009

Martin Bursík y Václav Havel (derecha), foto: CTKMartin Bursík y Václav Havel (derecha), foto: CTK “¿La fábrica de automóviles Škoda? Es como un campo de concentración.” Con estas palabras empezó el ex presidente checo Václav Havel su participación en la campaña electoral de este año, escribe en su portada Lidové Noviny.

Durante una rueda de prensa del Partido de los Verdes, Havel manifestó su apoyo al líder de esa formación Martin Bursík y criticó al exportador checo más importante Škoda Auto.

“He oído en la televisión, como un político decía que la fábrica de automóviles Škoda tenía que fabricar más coches. Cuando le preguntaron por qué, ese mismo político contestó que era para que la gente tuviera algo que hacer, “ dijo Havel en Lidové Noviny.

El ex mandatario se pregunta también, si es realmente posible mantener tan elevada fabricación de vehículos y si en realidad necesitamos cada vez más coches. Los economistas trataron de suavizar la expresión que utilizó Havel y agregaron que seguramente no era su objetivo comparar la fábrica checa con un campo de concentración y quién lo comprendió así, evidentemente no entendió su discurso. Škoda Auto hasta este momento no ha reaccionado a la opinión de Havel, según Lidové Noviny.

Mladá Fronta Dnes resume el pasado fin de semana en las carreteras checas, cuando murieron 16 personas y describe las causas de cada uno de los casos. Casi todos los accidentes tenían las mismas circunstancias. Los conductores circulaban a gran velocidad, se salieron de la carretera y chocaron contra algún obstáculo o contra el vehículo que iba en sentido contrario.

Algunos de los conductores no llevaban el cinturón de seguridad abrochado y otros dieron positivo en pruebas de alcoholemia. Según el matutino, el pasado fin de semana fue el más trágico desde el mes de julio de 2006 cuando entró en vigor la ley de carné por puntos.

La República Checa tendrá el euro a lo mejor en el año 2014, dice Bohuslav Sobotka del Partido Socialdemócrata en Hospodářské Noviny. El Partido admitió por primera vez que no sería posible adoptar el euro a pesar de la posible victoria de los socialdemócratas en las futuras elecciones.

Debido al déficit enorme del presupuesto estatal que espera a la República Checa en los próximos años, resultará difícil adoptar el euro incluso en los años 2014 ó 2015, agrega Sobotka. Según el primer ministro checo, Jan Fischer, el gobierno tecnócrata no tiene competencia para tomar ninguna decisión en cuanto a la aceptación del euro.

Los exámenes de bachillerato de este año han empezado, anuncia Právo. Sin embargo, todo indica que el año que viene el examen, tal y como lo conocemos desde hace mucho tiempo, cambiará. El examen será unificado para todas las escuelas e institutos del país. Los primeros de los 97 mil estudiantes que este año tienen que aprobar el examen empezaron el lunes su “prueba de madurez”, como lo llaman los checos, y probablemente son los últimos, que se presentarán también a la parte oral del examen.

En el futuro, los exámenes se realizarán por escrito, excepto las pruebas de idiomas. Sin embargo, hay quien critica esta forma de bachillerato e incluso los estudiantes preparan peticiones contra el bachillerato estatal.

Mladá Fronta Dnes comenta que en el festival de música Colours of Ostrava que se celebrará a principios del mes de julio, actuará, entre otros, también el grupo británico Morcheeba, la formación norteamericana Mercury Rev y por primera vez se presentará también el músico checo Jaromír Nohavica.

19-05-2009