23-04-2009

El dificíl momento que transita el Ministerio de Asuntos Exteriores Checo; un caso de corrupción policial; y la estimación actual sobre el déficit presupuestario checo son algunos de los temas de la prensa checa de este jueves.

Karel Schwarzenberg, foto: CTKKarel Schwarzenberg, foto: CTK Lidové Noviny informa en titulares, que el Ministerio de Asuntos Exteriores atraviesa un momento difícil al enfrentar la salida de varios de sus funcionarios, entre ellos Karel Schwarzenberg, su actual ministro. El puesto quedaría a cargo de Jan Kohout, quien se ocuparía, entre otras tareas, de elegir los futuros funcionarios que, en breve, integrarán el equipo responsable de llevar a cabo el proyecto del polémico radar norteamericano en Republica Checa.

Miroslav Kalousek, foto: CTKMiroslav Kalousek, foto: CTK Lidové Noviny destaca a su vez que el Ministro de Economía, Miroslav Kalousek, ha solicitado una disminución en los salarios de los directivos de algunas de las empresas estatales checas más importantes. Según su punto de vista, y siguiendo la lógica de empresa privada, sería esta una exigencia razonable por parte del Estado checo para enfrentar de manera responsable un momento de crisis que sacude tanto a su país como al mundo.

Informa el diario Právo, que debido a acusaciones de corrupción, dos agentes policiales de la división Policía para extranjeros de la ciudad de Pilsen, entre ellos un ex inspector, han sido detenidos y declarados culpables de dichos cargos. Se dice que los detenidos habrían aceptado sobornos por parte de inmigrantes extranjeros a cambio de permisos de residencia temporales en la República Checa.

Pravoslav Polák, presidente del tribunal regional de Pilsen, ha expresado que el fallo no sólo sería un castigo para los infractores, sino tambíen un modo de prevención general ante otros pontenciales casos de corrupción dentro de las esferas estatales checas.

Por otro lado, Hospodářské Noviny informa en portada que el déficit presupuestario checo del año 2009, podría acercarse a los 7.500 millones de euros. A su vez, el Fondo Monetario Internacional ha previsto esta semana que el crecimiento de la economía checa podría caer incluso hasta un 3,5 por ciento. De ser así, esta situación representaría un grave problema para el futuro de la economía local, por lo que, desde el Ministerio de Finanzas, ya se están debatiendo varios planes y pasos a seguir a fin de disminuir el gasto estatal y el déficit total potencial.

Por último, Hospodářské Noviny presenta también a Kateřina Šedá, artista plástica checa que con tan sólo 23 años ha sido elegida como una de las artistas principales para exhibir su proyecto en la Tate Modern Galery de Londres dentro del marco “Los artistas e instituciones internacionales más influyentes en el arte contemporaneo”.

Kateřina Šedá, quien ya ha participado en diversas exhibiciones individuales y colectivas tanto en República Checa como en el exterior, ha comentado que su trabajo en Londres estará dedicado al “babyboom”. Este es un tema que en los últimos años caracteriza a su país y que, desde su punto de vista, todavía no ha sido tratado con la seriedad que merece por parte de ningún otro artista checo.

23-04-2009