09-04-2009

Los incentivos estatales al desguace de automóviles viejos; la historia de la estudiante checa que sobrevivió el terremoto de Italia y la creciente seguridad en las carreteras checas son algunos de los temas que comenta la prensa checa de este jueves.

Jan Fischer, foto: CTKJan Fischer, foto: CTK Todos los diarios nacionales publican imágenes del ex jefe de la Oficina de Estadística Checa, Jan Fischer. El economista fue nombrado este jueves por el presidente Václav Klaus como primer ministro checo. Su Gobierno dirigirá el país hasta las elecciones anticipadas a celebrarse en octubre.

La República Checa tendrá incentivos al desguace de automóviles viejos, anuncia en primera plana Mladá Fronta Dnes.

El nuevo Gobierno prepara un plan para paliar los efectos de la crisis e impulsar el crecimiento económico del país. Una de las medidas, promovida especialmente por la Socialdemocracia, es la introducción de los incentivos estatales al retiro de vehículos usados.

De esta manera, todo ciudadano checo que decida dar de baja su automóvil viejo, tendrá derecho a recibir del Estado un incentivo de 1.130 euros para comprar uno nuevo, cuyo valor, sin embargo, no debe superar los 18.800 euros, precisa Mladá Fronta Dnes.

El plan anticrisis incluye, además, el aumento de subvenciones por hijos y por desempleo, las rebajas de pagos al Seguro Social y la reducción de plazos para la amortización de computadoras y vehículos de los empresarios, enumera el diario Právo.

Foto: CTKFoto: CTK Lidové Noviny publica la historia de la estudiante checa Lucie Najbrtová, que sobrevivió el terremoto de Italia y este miércoles regresó a Praga.

La joven, de 24 años de edad, estuvo de becaria en la ciudad de L´Aquila. Durante la trágica noche del domingo al lunes, dormía en el piso que compartía con otros estudiantes. Cuando sintió los primeros temblores, Lucie no vaciló y tal como estaba salió a la calle y así salvó su vida.

Sus documentos y sus cosas personales fueron halladas posteriormente en las ruinas de la casa, lo que dio origen a especulaciones sobre su muerte.

Lucie regresó a la República Checa el miércoles por la tarde, en el pijama en que abandonó la casa que se iba a derrumbar, pero feliz de haber sobrevivido. Otros dos estudiantes checos no tuvieron tanta suerte. Un chico y una chica, ambos de 17 años de edad, fallecieron víctimas del terrible terremoto, recuerda Lidové Noviny.

Aunque no lo parezca, las carreteras checas se vuelven cada vez más seguras, escribe Hospodářské Noviny. De acuerdo con las estadísticas policiales, 178 personas fallecieron en accidentes de tráfico durante los primeros tres meses de este año. Se trata de la cifra más baja desde 1990.

Según los especialistas, esto se debe a que, con la crisis, disminuyó notablemente el tránsito de camiones, que son los principales causantes de accidentes mortales.

Por su parte, el jefe de la Policía de Tránsito, Leoš Tržil, sostiene que es el resultado de una nueva enmienda a la Ley sobre Tránsito, que establece la obligación de la Policía de asistir sólo en aquellos accidentes en los que el daño material es superior a 3.700 euros.

De esta manera, los policías pueden dedicar más tiempo a vigilar sobre la seguridad en las carreteras y realizar controles periódicos en los lugares con mayor tráfico, recalca Tržil en Hospodářské Noviny.

09-04-2009