08-04-2009

La prensa checa comenta este miércoles la profunda discordia que existe en la cúpula del democristiano Partido Popular, la condena a 25 años de prisión del ex presidente peruano, Alberto Fujimori, y la renuncia del capitán de la selección checa de fútbol, Tomáš Ujfaluši.

Tomáš Macek, Jiří Čunek, Roman Línek (de izquierda a derecha), foto: CTKTomáš Macek, Jiří Čunek, Roman Línek (de izquierda a derecha), foto: CTK En la facción parlamentaria del democristiano Partido Popular estalló una guerra abierta, informan los diarios nacionales. A un lado se sitúa el jefe de esa agrupación política, Jiří Čunek, al otro, el ministro de Finanzas saliente, Miroslav Kalousek.

El motivo de la disputa es la participación del democristiano Partido Popular en el próximo gobierno tecnócrata que debería liderar el país hasta los comicios anticipados de otoño.

Mientras que Čunek rechaza la participación de su partido en el gobierno provisional y cuenta con el respaldo de la cúpula de los democristianos, Kalousek aboga por el nuevo gobierno tecnócrata y es apoyado por los diputados de esa agrupación, explica el diario Lidové Noviny.

La antipatía entre ambos políticos alcanzó dimensiones gigantescas, indica la prensa. Čunek incluso abandonó por unos momentos la conferencia de los democristianos efectuada el martes pasado después de que Kalousek le exhortara a que se largara de la sesión, indica Lidové Noviny.

El ex presidente peruano Alberto Fujimori fue condenado a 25 años de prisión por la violación de los derechos humanos, secuestros y por ser responsable del asesinato de 25 personas cometidos en los años 90, indica el diario Mladá Fronta Dnes.

El Tribunal de Perú pronunció el veredicto tras llegar a la conclusión de que el ex mandatario había dado su visto bueno a la creación de comandos militares de la muerte que secuestraban y mataban a las personas non gratas para el régimen.

Los abogados de Fujimori adelantaron que el ex presidente recurrirá la apelación. El “Chino”, como suele ser apodado el antiguo mandatario, se defendió diciendo que su actuación fue inevitable, ya que Perú hacía frente en aquel entonces a una sangrienta guerra civil y a una profunda crisis económica, dice el diario.

Václav Svěrkoš y Tomáš Ujfaluši (derecha), foto: CTKVáclav Svěrkoš y Tomáš Ujfaluši (derecha), foto: CTK El capitán de la selección checa de fútbol, Tomáš Ujfaluši, se retiró del equipo nacional, escribe el diario Lidové Noviny.

El zaguero del Atlético de Madrid anunció su renuncia poco después de la caída del combinado checo ante Eslovaquia en casa por 1-2 en las eliminatorias para el Mundial 2010.

La tensa situación en la Asociación Checo-Morava de Fútbol tras los malos resultados logrados recientemente por la selección checa y las fuertes críticas de los medios de comunicación, son los motivos principales de la retirada del jugador.

Tras la pérdida contra Eslovaquia, que obstaculizó notablemente el pase de los checos a Sudáfrica, Ujfaluši y algunos compañeros de equipo se fueron de juerga, por lo que fueron criticados duramente por los medios de comunicación.

El diario Sport augura, además, que la Asociación Checo-Morava de Fútbol retirará este miércoles de su cargo al seleccionador, Petr Rada, por los insatisfactorios resultados del combinado nacional.

08-04-2009