07-04-2009

El triste balance del terremoto de Italia, las preocupaciones de Bruselas respecto al euroescepticismo de Václav Klaus y el regalo que recibió Barack Obama del ex presidente checo Václav Havel son algunos de los temas que comenta la prensa checa de este martes.

Foto: CTKFoto: CTK Los diarios nacionales publican imágenes de la ciudad italiana L´Aquila, convertida en ruinas después del fuerte terremoto que este lunes sacudió al centro de ese país.

A consecuencia del sismo de 6,3 grados en la escala de Richter fallecieron entre 150 y 200 personas y más de 1.700 resultaron heridas, según datos dados a conocer por las autoridades italianas.

La agencia noticiosa ANSA informó que entre las víctimas figura una estudiante checa. Sin embargo, el embajador checo en Italia, Vladimír Zavázal, desmintió esa información, escribe Mladá Fronta Dnes.

El periódico señala que un terremoto de fuerza comparable se produjo en 1980 en Nápoles. El sismo se cobró entonces 2.735 vidas humanas.

 

La peor pesadilla de Bruselas podría volverse realidad, escribe Hospodářské Noviny.

Después de la caída del Gobierno de Mirek Topolánek, es más que probable que la cumbre del Consejo Europeo, planeada para junio, sea dirigida por el presidente checo, Václav Klaus.

Las preocupaciones de las autoridades comunitarias son justificadas. El objetivo principal de la cumbre será encontrar la mejor receta para sacar adelante el Tratado de Lisboa y Klaus es un arduo crítico del documento.

Mientras que Bruselas se quiebra la cabeza buscando una solución elegante para evitar la intervención poco deseada de Klaus, el presidente checo ya ha expresado que aceptaría con gusto el protagonismo en la cumbre, indica Hospodářské Noviny.

 

Dentro de diez años, Praga puede volverse inhabitable, advierte Lidové Noviny.

La capital checa tiene actualmente un millón 233 mil habitantes. Sumando a los turistas, los extranjeros y los ciudadanos que llegan a Praga desde otras regiones para trabajar, el número de personas que se concentra cada día en la ciudad es de 1,6 millones.

El pronóstico de la Oficina de Estadística Checa cuenta con que el número de residentes de Praga supere 1,3 millones en los próximos diez años. Sin embargo, algunos expertos advierten que podría llegar a dos millones.

En tal caso, la ciudad afrontaría graves problemas, ya que no alcanzaría la vivienda para todos y el transporte capitalino, ya bastante saturado, se volvería insoportable, escribe Lidové Noviny.

 

El regalo del ex primer mandatario checo, Václav Havel, al presidente de EE.UU., Barack Obama, se expondrá entre el 9 y el 22 de abril en la galería DOX, en Praga, informa Právo.

Es un retrato de Obama realizado por el pintor español José María Cano con la técnica denominada encáustica, que consiste en pintar con pigmentos mezclados con cera caliente.

El artista ofreció el cuadro a Havel para que lo regale al presidente Obama. El retrato, de 200 por 150 centímetros, será transportado a Washington a fines de abril, indica Právo.

07-04-2009