16-03-2009

”70 años desde la ocupación nazi”, “El Abu Ghraib checo”, “Con los radares los conductores son más disciplinados”: éstos son algunos de los temas abordados este lunes por la prensa checa.

Hospodářské Noviny escribe:“Hace exactamente setenta años los checos se despertaron por primera vez con la conciencia de vivir bajo el yugo nazi. Era un 16 de marzo de 1939, jueves. Nevaba y en Praga desfilaban los soldados de Hitler”.

El diario recuerda que aprovechándose del ventajoso cambio del marco frente la corona, los ocupantes emprendieron auténticos “asaltos” a los comercios checos, atragantándose de pasteles, dulces y chocolate que en Alemania hacía tiempo que no eran accesibles.

”La atmósfera en el Protectorado de Bohemia y Moravia podría caracterizarse como calma en el cementerio”, comentó el historiador Vladimír Nálevka los seis años bajo el mando de la GESTAPO.

El rotativo Lidové Noviny publica en primera plana un reportaje exclusivo sobre el caso del vietnamita Hoang Son Lam, sometido en enero por agentes policiales checos a vejaciones y torturas a raíz de las cuales falleció.

El diario adelanta que la Inspección policial ha imputado a tres agentes que tomaron parte en la detención del supuesto distribuidor de drogas vietnamita en la ciudad de Brno y que son responsables de su muerte. Uno de los policías llegó a grabar en su móvil a su víctima que se retorcía de dolor en el suelo.

En la columna de primera plana, titulada “El Abu Ghraíb checo”, el comentarista Zbyněk Petráček señala:

”También algunos soldados estadounidenses, juzgados posteriormente por los malos tratos infligidos a los iraquíes en la cárcel Abu Ghraib, grababan las torturas. Estaban convencidos de que nadie vería ni escucharía nada. Hasta ahora la mayoría de nosotros pensaba que a la República Checa esto no le atañía. Sí nos atañe, hasta que no sepamos qué dirá la justicia checa”, sostiene el analista de Lidové Noviny.

Hospodářské Noviny puntualiza que desde enero los guardias municipales pueden volver a medir la velocidad de los coches con radares. El diario destaca el resultado positivo de la medida: el número de accidentes de tránsito en las localidades ha bajado en casi un 50 por ciento. Los conductores disminuyen la velocidad al ver la mera señal “!Atención! ¡Radar”.

Mladá Fronta Dnes destaca en su portada que el estado de los dientes de los niños checos está deteriorándose bruscamente. La mitad de ellos tienen caries ya en la edad preescolar.

El Ministerio de Salud ya toma medidas. Desde el año que viene los escolares serán atendidos por los nuevos centros regionales de Odontología. Las visitas al dentista serán organizadas por la escuela y en su ámbito se prestará atención también a la prevención.

16-03-2009