08-02-2008

Todos los diarios nacionales centran su atención en las elecciones presidenciales de este viernes, en las que se enfrentan el actual mandatario Václav Klaus y el economista Jan Švejnar.

 Foto: CTK Foto: CTK Mladá Fronta Dnes considera que las elecciones se volvieron “una vergüenza nacional”, debido a que los parlamentarios y líderes políticos no lograron con antelación ponerse de acuerdo sobre la forma en que se votará. Los jefes de las Cámaras Alta y Baja no lograron el jueves un acuerdo sobre la forma de la votación, discrepan si será pública o secreta. Por lo tanto, la decisión quedará en manos de los legisladores antes de la propia elección, matiza Mladá Fronta Dnes.

En una fotografía del rotativo Právo se aprecia al líder de los Verdes, Martin Bursík, con el rostro marcado por el cansancio. El pie de foto indica “Bursík resistió hasta el último momento la presión del Partido Cívico Democrático para que apoyara la votación secreta”. En un principio los Verdes apoyaban la votación secreta, pero esta semana se decidieron respaldar la votación pública para evitar acuerdos políticos poco transparentes. El gubernamental Partido Cívico Democrático es el único que insiste en la votación secreta, comenta Právo.

Martin Bursík (Foto: CTK)Martin Bursík (Foto: CTK) Los electores checos preferirán la votación pública, informa Lidové Noviny. En un sondeo de la agencia Median, el 70 por ciento de los ciudadanos checos se expresó a favor de esta forma, el 19 por ciento apoya la secreta y el 11 por ciento no tiene un juicio claro acerca del tema. Según Přemysl Čech, director de la agencia, el resultado del sondeo demuestra que los checos desearían en el futuro elegir al presidente del país directamente, concluye Lidové Noviny.

El periódico Hospodářské Noviny escribe sobre las tasas de interés que el Banco Nacional Checo aumentó esta semana al 3,75 por ciento, reaccionando a la creciente inflación. A pesar de que las tasas de interés checas suben desde julio de 2007, dentro de la Unión Europea, siguen siendo las más bajas. Esta medida del Banco Nacional causa temor de que los bancos del país puedan subir los precios de las hipotecas. Sin embargo, el motivo principal fue frenar el aumento de los precios locales. Los principales bancos checos confirmaron a Hospodářské Noviny que mantendrán las hipotecas en el nivel actual.

08-02-2008