16-11-2007

La sociedad checa no ha logrado ajustar cuentas con aquellos que antes de la caída del régimen comunista colaboraban con la antigua Policía Secreta, informa en primera plana el diario Lidové Noviny, remitiéndose a una encuesta de la agencia Median. Según los resultados, esta es la opinión del 54 por ciento de los ciudadanos.

Casi el 40 por ciento de los checos están convencidos, además, que debería seguir en vigencia la ley de lustraciones, que impide trabajar en la administración estatal a los ex altos cargos comunistas y a las personas que cooperaban con la extinta Policía Secreta. El 30 por ciento opina que la normativa ya cumplió sus objetivos, mientras que un número igual no tiene una opinión concreta al respecto.

Los checos abandonan las ciudades y se trasladan a sus alrededores o al campo. En todo el país no hay ciudad alguna, cuyo número de habitantes supera los 50 mil, que no registre este fenómeno, matiza Mladá Fronta Dnes. De ejemplo podría servir la región de Bohemia Central, a la que se trasladaron a vivir en 1996 unos seis mil praguenses. Diez años más tarde, su número asciende a los 13 mil.

“La vida en el campo es más sana. Por otro lado, la cercanía de una gran ciudad garantiza un acceso fácil a los bancos, a las oficinas, a los eventos culturales, etc.”, explica en Mladá Fronta Dnes el sociólogo Eduard Durník, de la Oficina de Estadísticas Checa. Apuntó que se trata de una tendencia que se registra actualmente en toda Europa.

El número de tragamonedas en la capital checa se acerca a ocho mil y aumenta mensualmente, informa el diario Expres. La Alcaldía de Praga llegó a la conclusión de que la situación es insostenible y decidió combatir los juegos de azar. Los concejales aprobaron un ordenamiento que contribuirá a reducir el número de los casinos en 2008, argumentando que éstos influyen en el índice de criminalidad.

Un grave accidente se produjo el jueves cerca de la ciudad de Benesov, Bohemia Central. Un autobús patinó en la carretera cubierta de hielo y chocó contra un árbol. 36 personas resultaron heridas, de ellos 21 niños que iban a la escuela, informa Právo.

En Praga culminan los preparativos para enfrentar la temporada navideña, informa Mladá Fronta Dnes. El distrito de Praga 1, que incluye el centro, invertirá unos 40 mil euros en luces, árboles y otros adornos navideños.

Los restauradores bajaron del Reloj Astronómico de Praga las últimas tres estatuas de madera que, al igual que las otras, están siendo sometidas a una minuciosa reconstrucción. Las figuras, perjudicadas en los últimos años por el polvo y otras sustancias químicas en la atmósfera, volverán a su lugar a comienzos de diciembre, escribe Právo.

16-11-2007