22-02-2007

"Agricultores checos:las importaciones nos liquidarán". Bajo este título leemos en la portada del diario económico Hospodárské Noviny:

"La Cámara Agraria checa ha iniciado la batalla contra las cadenas comerciales. Quien realice hoy compras en los hipermercados Interspar en Praga, Most y otras ciudades, recibirá un folleto de protesta que dice:? También Ud. quiere contribuir con su compra en Interspar al aniquilamiento de la agricultura checa?"

"Ustedes importan cada vez más alimentos, aunque no tienen para eso razones económicas", reprocha a los comerciantes el presidente de la Cámara Agraria checa, Jan Veleba."De continuar así, los agricultores no serán necesarios en su proprio país", añade.

Los agricultores consideran como la "gota que derramó el vaso" el comportamiento de la cadena Interspar que sustituye la carne de res y de cerdo checa por importaciones de Austria. "Es el caso más grave desde nuestro ingreso en la Unión Europea", comenta, indignado, Jan Veleba.

El rotativo Právo señala que los detectives de la Brigada anticorrupción reanudarán pronto la investigación de las circunstancias que acompañaron el proceso de licitación para la adquisición de cazas gripen suecos para la Fuerza Aérea checa.

Los órganos checos recibieron ayer miércoles de los investigadores británicos nuevas informaciones que según Právo ofrecen conocimientos nuevos y esenciales sobre el escándalo de corrupción internacional.

Éste fue destapado este martes por un reportaje de la televisión sueca. Právo puntualiza que según dicho reportaje el fabricante de cazas gripen, el consorcio británico- sueco BAE Systems/Saab, pagó por concepto de comisiones unos tres mil millones de coronas checas, equivalentes a más de 100 millones de euros. El dinero fue transferido a las cuentas de intermediarios que a cambio de sobornos debían conseguir que los correspondientes políticos checos dieran su visto bueno a la transacción.

Právo recuerda que las negociaciones sobre la venta de los gripen tuvieron lugar en 2001. El Gobierno checo aprobó su compra en abril de 2002, pero dos meses después en una votación 45 de los 77 senadores presentes rechazaron la financiación de la compra de los aviones gripen.

En un artículo sobre el mismo asunto Lidové Noviny señala que el gobierno checo renunció a la compra de 24 gripen tras las catastróficas inundaciones del verano de 2002. El Ejecutivo de Vladimír Spidla tomó la decisión de que la República Checa arrendaría 14 aviones gripen. También sobre el arrendamiento pesa una sospecha de corrupción.

"Grúa checa repara Chernóbil". Bajo este título escribe Mladá Fronta Dnes en su suplemento económico:

"El sarcófago de hormigón sobre el reactor de Chernóbil requiere constantes reparaciones. Las toneladas de hormigón que impiden el escape de la radiactividad después de la trágica avería de 1986 son reparadas con ayuda de una potente grúa. Una parte de su estructura ha sido fabricada en la empresa checa BAEST.

Según dijo a Mladá Fronta Dnes el copropietario de la empresa, Frantisek Kulovaný, ésta se beneficia del boom mundial de la construcción civil. BAEST que tiene su sede en la ciudad checa de Benesov, fabrica estructuras de acero de grúas y de gasolineras.

22-02-2007