19-02-2007

Catedral de San Vito en el Castillo de PragaCatedral de San Vito en el Castillo de Praga "La entrada en la catedral será gratuita". Bajo este título el diario Mladá Fronta Dnes señala que los turistas podrán de nuevo entrar gratuitamente en la catedral de San Vito en el Castillo de Praga. La Administración del Castillo prevé eliminar el pago de cien coronas - casi tres euros y medio - inmediatamente después de volver a recibir el templo de la Iglesia.

"De esta manera los visitantes de uno de los símbolos de la República Checa se darán cuenta de que se ha producido un nuevo giro en el litigio por la posesión de la catedral, el cual se viene arrastrando desde hace catorce años", puntualiza el rotativo, explicando más adelante:

"El Tribunal Supremo atendió la demanda del Estado y anuló la sentencia dictada por el Tribunal Municipal el año pasado según la cual la catedral pertenece a la Iglesia. Ésta tomó posesión del templo el pasado mes de septiembre y empezó a cobrar por las entradas".

Mladá Fronta Dnes llama la atención hacia lo complicado del litigio escribiendo:

"El veredicto del Tribunal Supremo que devuelve la catedral a las manos del Estado no significa, sin embargo, que la Iglesia no tenga el derecho a poseerla. Los magistrados explican en el comentario que acompaña la sentencia que se trata de "un asunto delicado" que no puede ser resuelto por los tribunales sino por los políticos".

Mladá Fronta Dnes opina que, según todo indica, los políticos no entregarán la catedral de San Vito a la Iglesia.

En sus páginas interiores el rotativo recuerda que el litigio tiene su origen en un decreto aprobado por el Gobierno comunista en 1954. A través de esta norma el régimen totalitario confiscó el templo a la Iglesia, recurriendo a la fórmula de que la catedral pertenece al pueblo checoslovaco. La norma se mantiene vigente aún cincuenta años después. Los únicos que pueden abolirla son los políticos, matiza Mladá Fronta Dnes.

El futuro de la fábrica Skoda Auto no es sólo la producción de los lujosos Superb sino también coches pequeños y baratos. En una entrevista al diario Hospodárské Noviny lo adelantó el presidente de la junta directiva de la fábrica de Mladá Boleslav, Detlef Wittig.

"Los futuros mercados verdaderamente interesantes están en la India, China y Rusia. Para estos mercados necesitamos automóviles baratos porque los clientes locales se deciden por comprar un auto según su precio", afirmó Wittig quien añadió que el proyecto de la preparación de la nueva gama de modelos baratos está en fase de estudio.

Lidové Noviny señala en su portada que el viceprimer ministro y líder de los Verdes, Martin Bursík, quisiera que los ministros checos usen autos más ecológicos. Su partido posee varios coches Skoda- Octavia que utilizan como carburante el aceite de colza.

19-02-2007