15-02-2007

"El temor a Rusia frena la venta de la participación estatal en la Compañía Eléctrica Checa CEZ", titula en su portada el diario económico Hospodárské Noviny

Una fuente dijo a este rotativo que el primer ministro Mirek Topolánek teme que pudiera comprar las acciones de la CEZ algún gigante energético ruso, como, por ejemplo Gazprom. El viceprimer ministro de asuntos europeos, Alexandr Vondra, declaró que Topolánek es uno de los pocos políticos checos que es consciente del peligro resultante de la eventualidad de que el capital ruso domine la energética checa.

Hospodárské Noviny ha obtenido de una fuente solvente la información de que el Ministerio de Finanzas prepara también la variante de que el Estado no venda por motivos de seguridad su participación en la Compañía Eléctria Checa CEZ.

Foto: CTKFoto: CTK "Tras la advertencia de una vidente la policía custodia el aeropuerto". Bajo este titular Lidové Noviny informa en su portada que ayer se intensificaron en el aeropuerto de Praga las medidas de seguridad debido al peligro de un supuesto ataque terrorista. La policía recibió la advertencia de una mujer que se dedica a la adivinación. Ésta vaticinó que varios aviones serían objeto de ataque.

La policía triplicó las patrullas en el aeropuerto y agentes en chalecos antibala vigilaban los recintos de ambas terminales y las pistas. Pavel Hanták de la dirección de la policía explicó que se trataba de medidas preventivas.

"En las carreteras mata el buen tiempo". Bajo este título señala Mladá Fronta Dnes en su portada:

"A pesar de que un riguroso sistema de penalización por puntos vigila a los conductores, en el pasado mes de enero fallecieron en las carreteras checas 72 personas, es decir siete más que el año pasado. Paradójicamente, el culpable es el invierno cálido".

El experto en accidentes de tráfico, Jindrich Sachl, explicó a Mladá Fronta Dnes que también se viaja más. En los pasados años mucha gente dejaba durante el invierno el coche en el garaje, pero este invierno no tienen miedo de salir. Los meteorólogos dijeron que el mes de enero del presente año fue el más cálido en decenas de años, pero ello no evitó la existencia de tramos resbaladizos en las carreteras.

15-02-2007