29-12-2006

(Foto: CTK)(Foto: CTK) Los principales diarios informan detalladamente en sus portadas sobre el drama a bordo del Airbus de la compañía rusa Aeroflot, el que ayer jueves intentó secuestrar un pasajero ebrio. Mladá Fronta Dnes relata:

"Eran las diez y cuarto, y sobre el territorio checo empezó a desarrollarse un drama. Un pasajero del Airbus ruso A321 intentaba penetrar en la cabina del piloto con una bolsa de plástico amenazando que detonaría una carga explosiva".

"Escuché golpes a la puerta", describió los tensos momentos el piloto de la aeronave Andrei Litvinov. Salí y vi un hombre que parecía ebrio. Activé el autopiloto e intentamos reducir al hombre. Después llegaron los pasajeros para ayudarnos", contó Litvinov a Mladá Fronta Dnes.

(Foto: CTK)(Foto: CTK) La tripulación y los pasajeros del vuelo Moscú - Ginebra lograron atar a Yevgueni Dagayev, de 32 años. El capitán de la aeronave decidió aterrizar en el aeropuerto más cercano: el de Praga.

Los diarios describen las medidas que tomaron las autoridades checas tras recibir la información sobre la aeronave rusa. Právo señala que a las 10 horas y 35 minutos despegaron de la base de Cáslav dos cazas gripen, porque a esa altura no estaba claro si no se trataba de un ataque terrorista.

Lidové Noviny relata, a su vez: "Decenas de bomberos y socorristas, la unidad antiterrorista URNA, pilotos de las Fuerzas Armadas. Todos ellos fueron colocados en estado de alerta cuando se supo que a Praga se dirigía una aeronave rusa secuestrada. A bordo del Airbus se encontraban 170 pasajeros que viajaban a Suiza, y ocho tripulantes. Sin embargo, los muchachos de URNA que son la única unidad del país especializada en la liberación de aviones secuestrados, finalmente no tuvieron ni que llegar al aeropuerto de Praga".

"Poco tiempo después del aterrizaje recibimos la información de que los pasajeros redujeron al secuestrador. Por eso ordenamos que la unidad especial regresara a la base", dijo a Lidové Noviny el ministro del Interior, Ivan Langer.

Los diarios publican hoy todo tipo de balances del año transcurrido. Echemos un vistazo a los de tipo cultural. El diario Právo recuerda que ha sido un año consagrado a Mozart que nació hace 250 años. El rotativo destaca que todos los teatros checos incluyeron en su repertorio obras del célebre compositor.

Notable fue la escenificación de la ópera Cosi fan tutte, en el teatro de Ostrava, gracias a la traducción checa del libreto realizada por el cantautor de folk, Jarek Nohavica. Éste quedó tan cautivado por Mozart que decidió traducir libretos de otras óperas y ahora está traduciendo el de la ópera Don Giovanni.

"Madonna ha contribuido para la promoción de Praga", afirma en sus páginas culturales el periódico Hospodárské Noviny.

Tras señalar que en 2006 actuaron en Praga Eric Clapton, Pet Shop Boys, Nick Cave, Suzanne Vega, Red Hot Chili Peppers, Madonna, Pink y Christina Aguilera, el diario puntualiza: "El balance del año que termina es satisfactorio porque indica que las estrellas musicales internacionales actúan cada vez con mayor frecuencia en las salas checas".

Hospodárské Noviny añade que el acontecimiento más importante del año fue la actuación en Praga de la reina del pop, Madonna. A los más de 35 mil fans checos ofreció dos megaconciertos que no tuvieron paralelo en la capital checa.

Madonna contribuyó a la promoción de Praga, influyendo a otras personalidades de la música pop. Poco tiempo tras el éxito de Madonna en Praga decidió actuar en la capital checa también la cantante americana Christina Aguilera, señala Hospodárské Noviny.

29-12-2006