04-01-2006

El tejado roto del supermercado Lidl (Foto: CTK)El tejado roto del supermercado Lidl (Foto: CTK) La nieve sigue complicando la vida a los checos. El diario Mladá Fronta Dnes informa en primera plana que el tejado del supermercado Lidl en la ciudad checa de Ostrava no aguantó el peso de la nieve húmeda y se derrumbó. Ello ocurrió apenas un día después de la tragedia en Alemania donde los escombros del tejado de una pista de patinaje sepultaron por lo menos a once personas.

El rotativo escribe que el tejado del supermercado Lidl se rompió poco antes de las siete y media de la noche. "Logramos escapar por la salida de emergencia, en la salida principal se agolpaban otras personas", relató una de las clientes. Al huir ante los escombros del tejado una vendedora resultó herida leve. Los socorristas esperaban que todos los demás lograran escapar.

Los especialistas advierten que semejante derrumbe puede producirse en cualquier parte. "Con tanta cantidad de nieve húmeda y pesada como ha caído no se puede contar de antemano al proyectarse un tejado", afirma en Mladá Fronta Dnes el especialista en estática, Petr Macháne. Foto: CTKFoto: CTK

El rotativo Právo informa en su portada que la nieve pesada y húmeda cubrió este martes Bohemia del Sur, provocando un colapso en los transportes y en el sistema energético. Anoche quedaron sin electricidad más de 40 mil personas.

El reportero de Lidové Noviny Marek Kerles describe la situación en la pequeña ciudad de Ceské Velenice, en la frontera checo-austríaca. Debido a la nieve húmeda que quebraba árboles y rompía tendidos eléctricos, los vecinos de Ceské Velenice se quedaron sin electricidad.

Sin el suministro de electricidad no funcionan las calderas de gas y así los habitantes de la ciudad se quedaron también sin calor. "Tememos que se nos agoten mañana las reservas del agua ya que también las bombas necesitan electricidad", dijo el alcalde a Lidové Noviny.

El nuevo viceprimer ministro checo para Economía, Jirí Havel (Foto: CTK)El nuevo viceprimer ministro checo para Economía, Jirí Havel (Foto: CTK) "El ayuntamiento está agradecido por la promesa de los dueños de las tiendas de comestibles de mantenerlas abiertas a pesar de la falta de electricidad. A los comercios se traen grupos electrógenos y los clientes deben acostrumbrarse a que no funcionan las cajas y las vendedoras visten abrigos de piel", leemos en Lidové Noviny en el reportaje de la ciudad de Ceské Velenice.

Los diarios informan sobre la investidura del nuevo viceprimer ministro checo para Economía, el catedrático Jirí Havel, de 48 años. Právo cita al analista David Marek de Patria Finance quien afirma que no puede haber dudas sobre la erudición científica del nuevo viceprimer ministro debido a sus experiencias de la administración estatal y la actuación en la esfera académica.

Y todavía una ojeada a las páginas internacionales de Lidové Noviny que comenta que el líder cubano Fidel Castro moviliza a miles de estudiantes para que éstos impidan robos de carburantes y de comestibles.

04-01-2006