28-07-2005

"Los checos pueden alistarse en un ejército extranjero sin temor a ser encarcelados". Bajo este título leemos en Mladá Fronta Dnes:

"Los checos que decidan prestar servicio en los Ejércitos británico, francés o eslovaco, podrán hacerlo sin tener, como hasta ahora, problemas con la ley. Ésta castigaba el servicio en un Ejército extranjero hasta con ocho años de cárcel. Una enmienda a la ley de Defensa cambia ahora esta disposición".

"Alistarse en las Fuerzas Armadas de otro Estado de la OTAN ya no es un delito", comentó el portavoz del Ministerio de Defensa, Andrej Círtek.

"Decenas de checos que prestaban servicio en la Legión Extranjera francesa solían visitar a sus parientes en la República Checa secretamente por temor a ser encarcelados. Ahora ya no tienen nada que temer," escribe Mladá Fronta Dnes.

El ex jefe del Estado Mayor, Jirí Sedivý, consultado por Mladá Fronta Dnes, dijo a este diario que es un proceso natural que los checos puedan trabajar en los Ejércitos aliados.

Sin embargo, los checos no pueden alistarse sin autorización del Presidente de la República en los Ejércitos de los países que no son miembros de la OTAN, recuerda Mladá Fronta Dnes.

"Los agricultores exigen la venta obligatoria de productos checos", titula en su portada el diario económico Hospodárské Noviny. El rotativo escribe:

"Los agricultores checos y los políticos agrarios exigen que las cadenas comerciales vendan un porcentaje obligatorio de productos alimenticios checos. De esta manera quieren asegurarse las mayores ventas de su producción subvencionada por el Estado. Afirman que tales reglas se aplican también en los viejos países de la Unión Europea".

Hospodárské Noviny comenta que es problemático definir qué es un producto checo. Los agricultores sostienen que es un producto alimenticio producido a partir de materias primas nacionales. ¿Lo será también un yogur alemán producido con la leche suministrada por los agricultores de Bohemia del Sur?

El rotativo Právo destaca en su portada que una multitud de fans extranjeros del tecno cruzan las fronteras checas. Por el paso fronterizo de Rozvadov ya han pasado centenares de ellos en furgonetas, viejos autobuses y camiones.

La policía de extranjería distribuye entre los aficionados a la música tecno octavillas en alemán e inglés, en las que advierte de que incurrirán en delito si participan en la no autorizada tecnoparty CzechTek, que sus organizadores preparan para este fin de semana, ocultando hasta el último momento el lugar en dónde va a celebrarse.

Hospodárské Noviny informa en su suplemento cultural que la editorial Garamond ha publicado la traducción checa de la novela "Gringo viejo" de Carlos Fuentes. El libro fue editado en el marco de la colección Transatlantika, que se dedica a los autores que escriben en español y portugés.

28-07-2005