17-02-2005

Primer ministro checo, Stanislav Gross (Foto: Zdenek Valis)Primer ministro checo, Stanislav Gross (Foto: Zdenek Valis) "El Gobierno ha aguantado, pero la enemistad persiste". Así resume en su portada el diario económico Hospodárské Noviny la evolución de la crisis en el seno de la coalición gubernamental checa. El rotativo señala que tras los dramáticos llamamientos de los populares a que dimitiera el primer ministro socialdemócrata Stanislav Gross, el líder del democristiano Partido Popular Miroslav Kalousek optó por una cautelosa retirada.

Hospodárské Noviny escribe: "Gross permanecerá en su puesto de primer ministro y los populares seguirán gobernando juntos con el Partido Socialdemócrata Checo y los liberales. Antes del encuentro oficial de ambos políticos representantes de los partidos gubernamentales confirmaron que Gross quiere solucionar los problemas que critican los populares. El primer ministro debe resolver el problema de sus deudas, y su esposa renunciar a las actividades empresariales."

Mladá Fronta Dnes publica en su portada una foto de pasajeros tumbados en el suelo, descansando sobre sus equipajes, en la terminal del aeropuerto de Praga, donde quedaron retenidos durante varias horas debido a una intensa nevada que obligó a cancelar los vuelos.

Presidente checo, Václav Klaus (a la izquierda) y el rey de Jordania, Abdalá II (Foto: CTK)Presidente checo, Václav Klaus (a la izquierda) y el rey de Jordania, Abdalá II (Foto: CTK) La nevada retrasó también el vuelo del avión gubernamental a bordo del cual viajó a Jordania el presidente checo Václav Klaus. Mladá Fronta Dnes publica un reportaje de Ammán, donde el jefe del Estado Checo fue recibido por el rey de Jordania Abdalá II. El diario señala que Jordania podría servir a los empresarios checos como puerta a Irak.

"Recordar a la opinión pública que detrás de los nombres de las víctimas del comunismo hay destinos y tragedias humanas concretas- éste es el propósito de los organizadores de un acto conmemorativo que se celebrará el 25 de febrero en la Plaza de la Ciudad Vieja de Praga", escribe en su suplemento cultural el diario Lidové Noviny.

En el acto se leerán en público los nombres de las víctimas del comunismo, es decir, de los ejecutados, de las personas que murieron en los campos de trabajos forzados o en las fronteras, y de otros perseguidos por el régimen comunista.

El productor y director de cine Václav Marhoul, autor de la idea, dijo a Lidové Noviny que se leerán los nombres de la víctimas del comunismo hasta el año 1956, es decir más de un millar de nombres. Los organizadores del acto se suman de esta manera a la iniciativa de un grupo de senadores checos que piden la prohibición del Partido Comunista.

Los asistentes al acto conmemorativo encenderán velas al pie del balcón desde el cual el líder comunista Klement Gottwald pronunció el 25 de febrero de 1948 un discurso, dando inicio al período de las tinieblas, dijo Marhoul.

17-02-2005