23-12-2004

La portada del rotativo Lidové Noviny señala que los checos contrajeron deudas gigantescas antes de las fiestas navideñas. La cifra total para el mes de diciembre ha alcanzado por el momento unas 15 mil millones de coronas, equivalentes a 500 millones de euros. A cada checo le corresponde una deuda de 30 mil coronas, es decir, casi mil euros. Los economistas sostienen que el endeudamiento de los checos crece rápidamente, sin embargo, sus deudas no son tan altas como en los países más avanzados.

"Carreteras checas son extraordinariamente caras" Bajo este título comenta el diario económico Hospodárské Noviny la situación financiera en cuanto a la construcción de nuevas carreteras y autopistas. La Oficina Suprema de Control checa ha calculado que al menos 831 millones de coronas, equivalentes a 27 millones de euros, fueron gastadas en vano, y que para los próximos seis años faltarían al estado 288 mil millones de coronas, es decir, 9 mil millones de euros, para ampliar y mantener la red de carreteras. El Estado no es capaz de controlar si los costes de construcción son descabellados o razonables. "En comparación con Gran Bretaña o Francia, en la República Checa no se hace prácticamente ningún proyecto alternativo de costes de edificios de carretera." Así comentó al respecto un experto de la Escuela Superior de Estudios Técnicos de Praga.

El titular de portada del diario Právo se dedica a la ayuda a las víctimas de la violencia doméstica. El gobierno acaba de aprobar una propuesta de los diputados que debería apoyar la lucha contra los actos de violencia en los hogares. Según comenta el rotativo, un proyecto de ley podría, sin embargo, provocar discordias. La respectiva ley concede a los policías la competencia de expulsar en el acto al agresor de su casa o apartamento durante diez días. Si el agresor vuelve a su casa pese a la prohibición, puede ser encarcelado por seis meses o pagar una multa financiera. "Los críticos de la propuesta afirman que de esta manera se delega demasiado poder en manos de la Policía. Pero si la policía en otros países sabe dominar situaciones similares, la Policía de la República Checa debe ser capaz de lo mismo", matizó el primer ministro checo, Stanislav Gross.

El diario Mladá Fronta Dnes recuerda en sus páginas deportivas los duros castigos para dos árbitros de fútbol de la Primera división checa. Jirí Vodicka y Michal Benes no pitarán en partido alguno durante un año. Ambos fueron acusados de recibir sobornos a favor del club capitalino, Viktoria Zizkov. "Fueron partícipes de crear un ambiente de corrupción dentro del fútbol checo, y con su actuación han dañado el nombre de la Asociación Checo-Morava de Fútbol," comentó el jefe del Comité disciplinario, Alexander Károlyi.

23-12-2004