28-07-2004

Stanislav Gross y Vaclav Klaus (Foto: CTK)Stanislav Gross y Vaclav Klaus (Foto: CTK) Los rotativos nacionales destacan que los líderes de la coalición gubernamental han llegado a un acuerdo sobre el programa del nuevo Ejecutivo checo. El diario Lidové Noviny publica en portada una lista de las prioridades del nuevo gobierno.

Entre éstas figuran, por ejemplo, la protección de los intereses nacionales checos en el marco de la Unión Europea, la lucha contra el terrorismo, el fomento del desarrollo económico y la ayuda a las familias con hijos.

Los líderes de la coalición (Foto: CTK)Los líderes de la coalición (Foto: CTK) Los líderes de la coalición integrada por socialdemócratas, democristianos y liberales ha acordado, además, impulsar el sector de la enseñanza, luchar contra el desempleo y la corrupción y sanear las finanzas públicas.

El diario económico Hospodárské Noviny comenta el programa del nuevo Ejecutivo en los siguientes términos:

"Stanislav Gross prometió que el Gobierno bajo su batuta diferirá del anterior Ejecutivo de Vladimír Spidla por su programa claro, concreto y fácilmente controlable. Sin embargo, las prioridades que el nuevo primer ministro presentó ayer martes son tan abstractas y generales, que podría suscribirlas cualquier Gobierno europeo. ¿Qué político no querría acelerar el desarrollo económico, reducir el desempleo, impulsar la enseñanza y ayudar a las familias con hijos, además de luchar contra la corrupción y el terrorismo?"

"En la República Checa el crecimiento del nivel de vida es el más bajo de toda Europa Central. Sin embargo, del programa gubernamental se desprende que, en vez de intentar resolver los problemas, los políticos prometen ventajas a casi todos."

Hospodárské Noviny comenta que ello refuerza el poder de los políticos y de los burócratas, ya que precisamente éstos decidirán a quién se otorgan ventajas y a quién no. El rotativo vaticina que aumentarán las intervenciones del Estado y que en esta óptica se trata de un viraje a la izquierda, a un Estado más influyente, cómo exigen los socialdemócratas.

En el suplemento de Mladá Fronta Dnes dedicado a la capital checa leemos: Praga se ha convertido en la ciudad predilecta de los cineastas. Los ediles se regocijan, ya que de esta manera la ciudad gana cada año decenas de millones de coronas. El mundialmente célebre director de cine, Roman Polanski, está rodando ahora en los estudios de cine de Barrandov su nueva película, Oliver Twist.

Mladá Fronta Dnes informa que el presupuesto del filme, basado en la homónima novela de Charles Dickens, es de 45 millones de euros. El director ha escogido para el papel protagonista al inglés Barney Clark, de once años de edad.

"Los checos beben cada vez más vino", informa el diario Právo. El director comercial de la empresa Bohemia Sekt, productora de espumantes, dijo en una rueda de prensa que espera que el consumo del vino suba este año en la República Checa un 8 por ciento en comparación con el año pasado. A este ritmo creció el consumo en los cinco primeros meses de este año.

28-07-2004