14-06-2004

"Los electores infligieron un duro castigo al Gobierno", "Ganaron los euroescépticos y el desinterés", "Socialdemocracia bajo una ducha fría". Estos son algunos de los titulares con los que la prensa comenta los resultados de las elecciones al Parlamento Europeo en la República Checa.

Jozef Kubinyi, foto: CTKJozef Kubinyi, foto: CTK Los independientes y la oposición ganaron, el Partido Socialdemócrata y la Unión de la Libertad sufrieron una derrota aplastante, resume el diario Právo. Según el ministro de Cultura, Pavel Dostál, los motivos del fracaso de la Socialdemocracia son la desunión y la ausencia de personalidades.

"Cuando el nuevo ministro de Sanidad ataca inmediatamente después de su nombramiento a la ex ministra, procedente del mismo partido, y la amenaza con una demanda, está claro que se va a reflejar en los resultados de las elecciones", dijo a Právo el ministro de Cultura refiriéndose al reciente conflicto entre Jozef Kubinyi y Marie Soucková, que culminó antes de las elecciones europeas.

"La derrota acercó la desintegración de la coalición gubernamental", bajo este titular analiza las elecciones al Parlamento Europeo el diario Lidové Noviny. Los socialdemócratas, los populares y los unionistas adquirieron en total únicamente cinco de los 24 escaños para la República Checa.

Vladimír Spidla, foto: CTKVladimír Spidla, foto: CTK Dentro de los partidos de coalición, a excepción del democristiano Partido Popular, se esperan grandes cambios que puedan alterar fundamentalmente su orientación política. De todas formas, la Unión de la Libertad tendrá que abandonar el Gobierno. A más tardar en otoño, al debatirse el presupuesto del Estado. Los populares no permanecerán solos con los socialdemócratas en el gabinete, con lo que se perfila así un posible gobierno minoritario de la Socialdemocracia, que contaría con el apoyo de los comunistas, opinan los analistas de Lidové Noviny.

El periódico publica también algunas curiosidades de las elecciones europeas en la República Checa.

Karel Cermák, foto: CTKKarel Cermák, foto: CTK En Bohumín, Moravia del Norte, una mujer quiso entregar los votos de sus hijos que, según su explicación, no pudieron acudir por sufrir viruela. Al impedírselo la comisión electoral, la madre insistió en que visitaran a sus hijos con una urna transportable. En su casa se comprobó que se habían inventado la enfermedad porque no tuvieron ganas de trasladarse al colegio electoral.

En Valasské Mezirící, la comisión electoral encontró, al vaciar la papelera de sobres y papeletas eliminados, un recado amoroso. "¡Cuidado con la ventana en el dormitorio y la tormenta! La escalera está preparada en el cobertizo", advirtió la autora a su amante.

Todos los diarios checos informan sobre la dimisión del ministro de Justicia, Karel Cermák. El ministro, sin afiliación política, y abogado capacitado, fue propuesto para dicho cargo hace nueve meses por el Primer Ministro, Vladimír Spidla. Cermák indicó como motivo de su renuncia el hecho de que el Gobierno quitó a los jueces el décimotercero y el décimocuarto salario. "Para mí es un ataque contra el poder judicial", manifestó Karel Cermák.

14-06-2004