03-03-2003

El diario financiero Hospodarské Noviny escribe en primera plana que la elección de Václav Klaus como presidente de la República ha debilitado a la coalición gubernamental que perdió los comicios.

Václav Klaus - vencedor, foto: CTKVáclav Klaus - vencedor, foto: CTK A pesar de que el presidente electo, aseguró que no arremeterá contra el gobierno, la existencia del mismo es bastante problemática. La coalición gubernamental, encabezada por la socialdemocracia no fue capaz de coordinar sus pasos para elegir a su candidato.

"Desde un principio el gobierno es muy muy frágil, porque se apoya en un voto para lograr mayoría. Estimo que en caso de tener otro presidente, sería aún más frágil", declaró el presidente electo al diario Hospodarské Noviny.

Por su parte, Lidové Noviny publica en portada una fotografía del presidente electo, Václav Klaus, dando declaraciones a la prensa sobre la Unión Europea.

De acuerdo con el rotativo, Václav Klaus aseguró en un programa televisado que el ingreso del país a la Unión Europea es un asunto cerrado, pero que él mantendrá una postura realista sobre dicha organización.

En la columna "Punto de Vista" de Lidové Noviny el periodista Jirí X. Dolezal sostiene que el presidente electo, Václav Klaus, no tiene la culpa de haber sido el mejor representante, o candidato y que durante la elección se hizo todo lo posible por evitar su triunfo.

Mientras el periodista Dolezal se alegra por el triunfo de Klaus, el escritor Petr Chudozilov sostiene que el pecado mortal del presidente electo es su populismo nacionalista.

El diario izquierdista Právo dedica un amplio espacio a la eventual dimisión del vicepresidente del Partido Comunista, Miroslav Randsdorf, que rechaza el hecho de que diputados de su formación política hayan votado por Václav Klaus durante la elección presidencial.

A pesar de que la elección fue secreta, el líder comunista asegura que en caso de comprobarse los votos de los legisladores comunistas, está dispuesto a dimitir, porque no puede estar en un partido que apoya a la persona que fomenta una reforma económica que afecta a los trabajadores.

El diario Mladá Fronta Dnes centra su atención en los cambios de personal que hará el nuevo inquilino del Castillo de Praga, la sede presidencial.

Jiri Weigl, foto: CTKJiri Weigl, foto: CTK El nuevo jefe de la Oficina presidencial será su asesor Jiri Weigl, quien hasta la fecha se desempeñaba como uno de sus asesores más cercanos.

El primer viaje oficial al exterior del presidente Václav Klaus será a la vecina Eslovaquia, país que hasta 1993 formara con la República Checa la desaparecida Checoslovaquia.

Según Mladá Fronta Dnes el nuevo presidente adelantó que se concentrará en los viajes por el país. Que visitará las 14 regiones en que está dividad la República Checa, al tiempo que anunció que tras su inauguración el próximo viernes no declarará ninguna amnistía general, como lo hiciera su antecesor, Václav Havel.

Las repercusiones de la elección de Václav Klaus a la presidencia es otro de los temas enfocado por la prensa checa. La derrota del candidato del oficialismo ha profundizado la crisis que azota a la coalición gubernamental.

El diario Právo publica declaraciones del antiguo Primer Ministro y ex líder socialdemócrata, Milos Zeman, quien sostiene que un buen presidente para esa formación podría ser el actual ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Zdenek Skromach.

Semejantes declaraciones ponen de manifiesto que la escisión de la socialdemocracia parece ser un asunto inevitable, ya que los legisladores de esa formación no votaron por el candidato nominado por ellos mismos.

03-03-2003