22-01-2003

Las elecciones presidenciales de este viernes acaparan las portadas de todos los diarios nacionales cuyos comentaristas consideran las posibilidades de los tres presidenciables, Milos Zeman, Václav Klaus y Jaroslava Moserova.

Hospodárské Noviny informa que a cambio del apoyo de los comunistas, el candidato socialdemócrata Milos Zeman ofrece a ese partido opositor que cesará su discriminación. Hospodárské Noviny opina que Zeman no puede estar seguro de los votos comunistas. Su líder Miroslav Grebenícek dijo al término del encuentro con Zeman que los votos de su partido irán en parte también a Václav Klaus y algunos parlamentarios comunistas no apoyarán a nadie.

Mladá Fronta Dnes opina que Zeman, Klaus y Moserova no reunirán el suficiente número de votos y la elección presidencial volverá a fracasar. Lidové Noviny vaticina un duelo por la presidencia de la República entre Jaroslava Moserova y Václav Klaus.

El diario económico Hospodárské Noviny publica una extensa e interesantísima entrevista con Oswaldo Payá Sardiñas a quien llama "el Havel cubano". El periódico señala que durante su primera visita a Praga Payá está alojado en el palacio arzobispal para estar a salvo de espías castristas.

Oswaldo Payá Sardiñas explicó a Hospodárské Noviny que los cubanos ya no se dejan dominar por el miedo y precisamente por eso once mil de ellos estamparon su firma al pie de la petición Proyecto Varela que demanda los derechos cívicos. Payá opina que cuando la gente deja de sentir miedo, el poder pierde su fuerza.

El disidente cubano dió a entender en la entrevista a Hospodárské Noviny que no cree en una gradual democratización de su país a ejemplo de la perestroika de Gorbachov. Según Payá, entre Gorbachov y Castro hay una enorme diferencia. No es posible esperar que Castro autorice el menor cambio ya que su postura es rígida, sin voluntad de cambio. El disidente cubano calificó el régimen de su país como " un estalino- castrismo".

Hospodárské Noviny preguntó a Oswaldo Payá Sardiñas si creía que Cuba podrá evitar algunos errores que se cometieron en Europa Central y Oriental tras la caída del comunismo. Payá dijo que no es posible instaurar una ideología que considere el mercado como criterio del bienestar general. Cuando termine el comunismo la mayoría de los cubanos serán pobres.Payá insiste en que no es posible aplicar un modelo que lo ignore.

Oswaldo Payá Sardiñas dijo a Hospodárské Noviny que también en Cuba se ha formado una capa de nuevos ricos que se preparan para el cambio.Payá hace énfasis en que no se deberá permitir que en Cuba se forme un capitalismo de los ex comunistas.

Y pasamos a otros diarios checos. Právo informa en primera plana que el ministro de Defensa, Jaroslav Tvrdík, ha prometido a los miembros de la unidad antiquímica checa, estacionada en Kuwait, un aumento de 800 dólares en caso de estallar la guerra contra Irak. Los soldados percibirían un sueldo mensual de entre 2600 a 2800 dólares.

Y para finalizar, una curiosidad:Mladá Fronta Dnes informa que como contrapeso a la ola de feminismo, en la República Checa se ha formado el Movimiento Masculinista. El fundador del movimiento, Karel Petr, afirmó que los miembros de la asociación no quieren ser testigos pasivos de cómo las mujeres arremeten cada vez con mayor fuerza contra los tradicionales roles de hombre y mujer.

22-01-2003