05-12-2002

Un incendio que se produjo en el centro de distribución de energía eléctrica en el barrio de Praga 3 paralizó el miércoles por la tarde la vida en el centro de la capital checa, donde dejaron de circular tranvías, las oficinas y almacenes se quedaron sin luz y en muchas casas dejó incluso de funcionar la calefacción, informan los diarios.

Se estima que el incendio fue ocasionado por un fallo en el revestimiento de los cables. Los daños se calculan tan sólo en unos tres o cuatro mil euros. No obstante, el colapso del transporte público, que afectó también al tráfico en las principales arterias de Praga, se prolongó durante varias horas y provocó un gran descontento y nerviosismo entre la ciudadanía.

El diario Mladá Fronta Dnes constata que este miércoles los conductores tuvieron que enfrentarse en Praga con muchos problemas. Mientras que por la tarde el centro de Praga se colapsó por la falta de electricidad, por la mañana bloquearon el tráfico en la autopista hacia el centro de la capital miles de agricultores que protestaban contra la política agrícola que pretende aplicar la Unión Europea en relación con los nuevos países miembros.

Los agricultores descontentos atacaron la sede del Ministerio de Agricultura con huevos y patatas y, ya con asistencia de la policía, terminaron su marcha ruidosa por la ciudad en la Plaza Venceslao, con el himno nacional. Según fuentes de la Policía de Praga, durante la manifestación no se produjeron incidentes de gravedad que requerirían una eventual intervención. Mladá Fronta Dnes recuerda que se trata ya del tercer acto de protesta de los agricultores checos en el último período.

Al cargo de presidente del Senado checo fue reelegido Petr Pithart, quien afirmó que, en relación con la entrada del país a la UE, prevé dedicarse más activamente a la política externa. Pithart destacó también que su presidencia a en Cámara Alta no le impide continuar su campaña para las elecciones a presidente de la República, aunque él mismo confía poco en la posibilidad de ser elegido. Pithart destacó que apoya la idea de elecciones presidenciales directas.

La República Checa registró este año una afluencia récord de inversiones extranjeras, informa el suplemento económico del diario Mladá Fronta Dnes. En comparación con el año 1998, la cifra de inversionistas extranjeros casi se duplicó en 2002. Entre los mayores inversores figura Alemania, Austria, Dinamarca y Francia.

La infinita actividad de los inversionistas extranjeros en el territorio de la República Checa resulta sorprendente, teniendo en cuenta la recesión que registra Europa occidental. Los economistas checos explican este fenómeno señalando que para las empresas extranjeras continúa siendo muy ventajoso el traslado de sus fábricas y sucursales a países poscomunistas con la mano de obra más barata y donde la producción no requiere gastos elevados.

Los diarios escriben que, con asistencia de la primera dama Dagmar Havlová, fue encendido en el Castillo de Praga un árbol navideño. Debajo de él se encuentra una caja en la que pueden depositar dinero los ciudadanos que quieren contribuir al mejoramiento de la situación de los niños abandonados o sin familia.

Una atracción peculiar fue abierta este jueves en el centro de Praga. Una pista de patinaje de hielo artificial estará a disposición de los ciudadanos hasta el 6 de enero de 2003, informa Mladá Fronta Dnes. Mientras que los adultos pagarán por la entrada una suma simbólica de un 0,75 del euro, los niños tendrán la entrada gratis. La pista de patinaje es una de las atracciones navideñas preparadas por la Alcaldía del barrio de Praga 1.

05-12-2002