29-08-2002

La situación en la República Checa después de las inundaciones, es el tema principal de todos los periódicos. La prensa presta atención a la recuperación del país y comenta la decisión del Gobierno checo de aumentar los impuestos para financiar la superación de los estragos.

La Policía checa ha registrado hasta el presente solamente quince casos de saqueo en las zonas afectadas. El rotativo Mladá Fronta Dnes sostiene, no obstante, que la criminalidad relacionada con las riadas es probablemente mayor, ya que mucha gente empeñada en la limpieza de sus hogares no denuncia los robos.

?Por qué? O no está segura de si las cosas no se las llevó el agua o al ver lo que la crecida hizo con sus casas, los robos le parecen como un daño insignificante. Además, la mayoría opina que la Policía no logra detener a los delincuentes y por ello no vale la pena denunciar los robos.

Esto lo confirma el alcalde de Karlín, Josef Nosek, al decir que los habitantes de este barrio capitalino más afectado detienen diariamente a quienes tratan de saquear, pero que es difícil comprobarlo. Mladá Fronta Dnes señala que todavía no se registran casos de usura, fraudes al seguro o abuso de ayuda humanitaria, pero la Policía supone que aparecerán más tarde.

El rotativo informa también que el bombeo de agua en el metro capitalino ha resultado más complicado de lo esperado por el complejo de instalaciones subterráneas secretas de cuya existencia saben solamente los altos cargos gubernamentales. Los bomberos no disponen de sus planos y ni siquiera la Empresa de Transportes conoce los límites entre sus instalaciones y los búnkers secretos.

El matutino Lidové Noviny escribe que la nube de cloro que se escapó durante las inundaciones de la planta química Spolana, al norte de la capital checa, provocó problemas de salud en 19 personas, tanto socorristas como civiles. Informa también que la junta directiva de la fábrica confesó este miércoles que tres de los barriles que el agua se llevó, no estaban vacías, tal como había afirmado, sino que contienen hasta centenares de kilos de hexeno, un hidrocarburo peligroso para la salud.

?De veras fue inundada la ciudad?, esta pregunta viene a la mente de la mayoría de los turistas que visitan la metrópoli de Bohemia del Sur, Ceské Budejovice. Las calles están limpias, funcionan los restaurantes, tiendas y todos los servicios, pero el matutino Lidové Noviny advierte que basta con alejarse cien metros del casco histórico y el visitante choca con una imagen de destrucción.

El matutino matiza que semejantes imágenes se les ofrecen a los visitantes también en las demás ciudades y localidades afectadas y puntualiza que el número de turistas extranjeros se redujo en un setenta por ciento. Lidové Noviny recalca, no obstante, que ello se debe sobre todo a las exageradas informaciones publicadas en el extranjero sobre el peligro de epidemias y el caos reinante en la circulación y los servicios.

Los mensajes multimedia inician su andadura en la República Checa. Los diarios Hospodárské Noviny y Právo destacan que las operadoras de telefonía móvil, Eurotel y T-Mobile, han lanzado los nuevos servicios de mensajería multimedia MMS que permiten integrar en un sólo mensaje imágenes en color, sonidos y texto sin limitación de caracteres.

Algunos celulares que poseen la posibilidad de enviar mensajes multimedia disponen también de una cámara digital. El usuario puede así sacar una foto, acompañarla con un sonido y todo ello enviarlo inmediatamente o otros celulares y a cualquier dirección de correo electrónico.

Sin embargo, en la actualidad hay en el mercado checo solamente dos tipos de teléfonos móviles que cuentan con mensajería multimedia. Su distribución masiva se ve obstaculizada por el momento por un alto precio de estos teléfonos que es casi el doble que el salario medio en la República Checa.

29-08-2002