22-07-2002

El diario Lidové Noviny publica en primera página una nota en la que explica que el partido comunista checo se enriquece cada vez más. De acuerdo con el diario mucho le ha ayudado la deuda política y el éxito alcanzado en las diversas elecciones.

El Partido Comunista de Bohemia y Moravia, como se denomina oficialmente es, desde la derrota del comunismo en 1989, la tercera fuerza política del país. En las recientes elecciones parlamentarias derrotó a los democristianos y a los liberales lo que le ha permitido optar por una dosis de poder, ya que dispone de un vicepresidente en la Cámara de diputados.

Gracias al puesto alcanzado tras los últimos comicios, los comunistas recibieron una inyección de más de tres millones de dólares, al tiempo que han empezado a aprovechar las oportunidades de la economía de mercado, y es sabido que administran o son dueños de diversas empresas.

El periódico Lidové Noviny destaca también en primera página que el democristiano Partido Popular y la liberal Unión de la Libertad no se presentarán juntos a las elecciones senatoriales, tal como lo hicieran en las legislativas.

No obstante, de acuerdo con los representantes de ambas formaciones eso no significa el fin de la cooperación mutua. Todo lo contrario, los democristianos cederán espacio a la Unión de la Libertad para que ésta presente sus candidatos en 15 de un total de 27 distritos electorales. Evitarán enfrentamientos directos.

La República Checa ha tenido siempre problemas de vivienda, y ahora que se registra cierto "boom" en el sector de la construcción, los especialistas advierten que se construyen casas muy caras que no son para los ciudadanos comunes y corrientes.

El diario Mladá Fronta Dnes advierte que los precios de las casas, muchas veces prohibitivos, terminan dictándolos los especuladores. Además se registra un nuevo fenómeno, los ciudadanos rusos han empezado a comprar cada vez más inmuebles en la capital checa.

Hasta el momento los ciudadanos rusos se habían concentrado en la ciudad de Karlovy Vary, pero últimamente se ha notado una significativa expansión hacia la capital.

De acuerdo con funcionarios de la Alcaldía de Praga, ciudadanos de Israel también compran casas y apartamentos en Praga por medio de empresas inmobiliarias. Algunos sostienen que se trata de una medida de precaución en caso del estallido de la guerra en su país.

También se ha incrementado el número de ingleses e italianos que compran inmuebles en la República Checa, algunos especialistas en bienes raíces no descartan que se trata hasta de especuladores que esperan que el país ingrese en la Unión Europea y después veran sobrevaloradas su propiedades.

En otro ámbito, el diario Hospodarské Noviny destaca que los ciudadanos checos han empezado a clasificar cada vez más la basura que producen en sus hogares.

Si bien es cierto que los checos clasifican hoy el doble de los desechos, a diferencia de lo que ocurría hace tres años, todavía se está lejos de cumplir la norma exigida por la Unión Europea, apunta Hospodarské Noviny.

El nuevo ministro de Medio Ambiente, Libor Ambrozek, sostuvo recientemente que el reciclar desechos se encuentra entre las prioridades de su Cartera, porque se trata de una de las exigencias de la Unión Europea, que debe cumplirse a más tardar en el año 2005.

Todos los diarios checos se refieren a los vientos huracanados que el fin de semana tumbaron árboles en diferentes regiones de la República Checa. Ramas y árboles obstaculizaron el tránsito en varias carreteras del país.

El viento de hasta 120 kilómetros por hora levantó tejados, algunos árboles cayeron sobre automóviles estacionados o dañaron los tendidos eléctricos. De acuerdo con informaciones de la policía y los bomberos los fuertes vientos causaron daños materiales pero no se cobraron vidas.

Los ciudadanos checos que este verano saldrán de vacaciones por carretera y viajarán por lo largo y ancho del Viejo Continente encontraron una buena noticia en el diario Lidové Noviny donde se informa que en muchos países europeos los carburantes son más baratos que en la República Checa.

Entre los destinos escogidos por los checos destacan países como Grecia, Luxemburgo, Eslovenia y Eslovaquia. Así que con una preocupación menos no nos resta más que desearle a los viajeros felices vacaciones.

 

22-07-2002