18-01-2002

Por Elena Horálková

Todos los diarios informan sobre la tensa situación en la Televisión Checa, cuyos empleados amenazan con ir a huelga en caso de que no sean satisfechas sus demandas salariales.

La OTAN exige a Praga la adopción de medidas extraordinarias durante la cumbre de esa organización, a celebrase en noviembre del presente año en la capital checa, informa Právo. La Alianza Noratlántica solicita que sean minuciosamente controladas todas las personas que trabajarán en el Centro de los Congresos, donde se efectuará la cumbre, así como todos los empleados que estarán vinculados con el evento. Lidové Noviny puntualiza que en relación con la amenaza de ataques terroristas, las medidas de seguridad serán realmente extraordinarias.

Todo parece indicar que los candidatos de la Alianza Cívica Democrática no figurarán en la nómina para los comicios parlamentarios. Según informa Právo, la Unión Democrática " Partido Popular no está satisfecha con la solución de la cancelación de la deuda que ese partido tiene con la Caja de Ahorros Checa.

La Alianza Cívica Democrática reaccionó amenazando a la Unión Democrática de desacreditarla públicamente en caso de no incluir a sus candidatos en la nómina. El jefe de los democristianos, Cyril Svoboda, no ocultó su desilusión, explicando que su partido no puede aceptar el modo de solución de la deuda.

Svoboda declaró que resulta imposible que uno se convierta en deudor o acreedor de sí mismo. "La transferencia de la deuda a una fundación controlada por la Alianza no representa solución alguna", insistió el líder de la Unión Democristiana.

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Vladimír Spidla, prometió a los médicos aumentar a partir de abril sus remuneraciones, escribe Lidové Noviny. Según el titular de Salud, Bohumil Fiser, se prevé que los sueldos de los galenos aumentarían en unos 85 dólares, mientras que los de las enfermeras en unos 50 dólares.

Los recursos financieros para cubrir el aumento de los sueldos los proporcionarán las Cajas de Seguro, que manifestaron descontento con esta solución. Representantes de diversas Cajas de Seguro admitieron que aumentaron sus ganancias, argumentando que, por otro lado, se elevaron también sus gastos, puntualiza Lidové Noviny.

Un ciudadanos estadounidense pronto se convertirá en propietario de valiosas pinturas de las colecciones del Museo Judío, de Praga, escribe en primera plana Mladá Fronta Dnes. Gerald McDonald es el heredero del fabricante judío Emil Freund que en 1941 pereció en un campo de concentración nazi.

Tras la Segunda Guerra Mundial las pinturas pasaron a ser propiedad del Estado checo. El diario constata que, pese a que las obras cambiarán de propietario, permanecerán en la República Checa por tratarse de monumentos culturales nacionales.

La valla publicitaria, en la que figura el presidente de la Cámara Baja, Václav Klaus, que promueve una marca de esquís no responde a las normas éticas de la publicidad. El Consejo para la Publicidad recomendó que la valla desaparezca de la fachada de un restaurante situado en los montes de Krkonose, escriben Lidové Noviny y Právo.

Sin embargo, el propietario del anuncio afirmó que de la recomendación del Consejo no se desprende para él obligación alguna y que la valla permanecerá en su lugar. A su vez, Václav Klaus expresó que se trata de una "tormenta en un vaso de agua", provocada por los medios de comunicación, informan los diarios.

La República Checa está amenazada por una epidemia de gripe que se prolifera en toda Europa, escribe Vecerník Praha, señalando que en Bruselas ya faltan camas para los enfermos. Los higienistas checos sostienen que la epidemia debería llegar al país dentro de unos diez días.

 

18-01-2002