16-01-2002

Por Elena Horálková

El fiscal bolchevique no será castigado, bajo este título toda la prensa informa sobre el proceso judicial contra el antiguo fiscal comunista Karel Vas, de 85 años. En los años 50, Vas contribuyó de manera decisiva para que, en un proceso escenificado, fuera sentenciado a muerte uno de los héroes de la lucha antifascista, el general Heliodor Píka. Sin embargo, el Tribunal Municipal de Praga que en un principio sentenció al fiscal Karel Vas como culpable, decidió que el crimen ya fue prescrito.

Según la prensa, la sentencia del tribunal provocó reacciones encontradas. Mientras que representantes de la Confederación de Presos Políticos no ocultaban su desilusión, Karel Vas se sentía sumamente satisfecho, calificando la sentencia como victoria absoluta. Vas insistió en su inocencia, señalando que los verdaderos culpables de la muerte del general Píka fueron el entonces ministro de Justicia, Alexej Cepicka y , sobre todo, el presidente comunista Klement Gottwald.

Los diarios checos publican un amplio anuncio en el que la "Sociedad cívica en defensa de Vladimír Zelezný" defiende al magnate televisivo checo acusado de estafa y de perjudicar a su acreedor, la compañía norteamericana CME.

Según Mladá Fronta Dnes esto indica que el caso de Zelezný ya no sólo interesa a la policía, sino que empieza a convertirse en un tema público. El diario agrega que la táctica de los anuncios pagados es usual en los medios occidentales y que tampoco es nada nueva en la República Checa, aunque su uso aún no sea tan frecuente.

Más aún, la carta abierta en la que un grupo de intelectuales y artistas checos critica al presidente de la Cámara Baja, Václav Klaus, por las estrechas relaciones y su apoyo moral brindado a Zelezný, dividió a los artistas del país. Su tradicional defensor, el teatro Ta Fantastika, de Praga, salió en defensa de Klaus, calificando irónicamente a los autores de la carta abierta como "salvadores de la sociedad civil", apunta el diario.

La Alianza Cívica Democrática acordó con la Caja de Ahorros Checa la cancelación de su deuda de casi dos millones de dólares, cumpliendo de esta manera con la exigencia de su socio coalicionista, La Unión Democristiana, informa Lidové Noviny. Dicho partido amenazó a la Alianza de que en caso de que no fuera solucionado este problema, sus candidatos no figurarían en lanómina de candidatos para los próximos comicios parlamentarios.

Sin embargo, el modo del pago de la deuda no es nada ventajoso para la Caja de Ahorros Checa que permitió a la Alianza pagar el 90% de su deuda a largo plazo. El presidente del partido, Michael Zantovský, expresó su gran satisfacción con esta solución, puntualiza el diario.

En los Juegos Olímpicos de Invierno en Salt Lake City, la República Checa estará representada por un número récord de deportistas, informan todos los diarios. El equipo checo estará integrado por 78 personas. El Comité Olímpico checo explicó que la República Checa participará en tres disciplinas deportivas más que en Nagano, o sea, patinaje de velocidad, trineos y skéleton.

Además, el jefe del Comité Olímpico Checo, Milan Jirásek, defendió el gran número de deportistas checos enviados a Salt Lake City afirmando que se trata de una buena propaganda para la República Checa en el exterior y rechazó las acusaciones de que en el país comienza a practicarse "un turismo olímpico".

EE.UU. apoyará el traslado de la emisora Europa Libre/Radio Libertad del centro de Praga a un lugar más seguro en la República Checa, informa en primera plana el diario Právo. El Gobierno checo, que también es partidario de esta idea, se trazó la meta de encontrar un lugar adecuado que cumpliese con todos los requisitos necesarios.

Sin embargo, el único que continúa oponiéndose al traslado es la dirección de la emisora. El Embajador de EE.UU. en la República Checa, Craig Stapleton, afirmó, sin embargo, que la decisión final corresponde a Praga y Washington, escribe Právo.

 

16-01-2002