06-11-2001

Por Ivana Vonderková

Los diarios informan sobre la visita del Primer Ministro checo, Milos Zeman, a Estados Unidos y sobre la privatización de la Companía Eléctrica Checa. También prestan atención a las fuertes críticas del ministro de Defensa checo, Jaroslav Tvrdík, al sector de defensa checo.

En sus páginas internacionales los matutinos checos informan sobre el desarrollo de las operaciones militares dirigidas contra el terrorismo internacional, sobre los resultados preliminares de las elecciones presidenciales en Nicaragua, que anuncian la derrota del histórico líder sandinista, Daniel Ortega, y sobre el fuerte huracán Michelle que azotó Cuba.

El rotativo Právo escribe que el Primer Ministro checo, Milos Zeman, destacó en Estados Unidos que el Gobierno checo no ha decidido hasta el presente sobre la privatización de la Companía Eléctrica Checa. Právo recuerda que el mayor interesado es la Electricité de France.

El diario indica que durante su visita a Estados Unidos, Zeman mencionó que la privatización de la Companía Eléctrica Checa dependerá de las ofertas de inversionistas extranjeros, dando a entender que existen todavía posibilidades de que participen en la privatización companías estadounidenses.

El matutino Lidové noviny escribe que el ministro de Defensa checo, Jaroslav Tvrdík, no sólo criticó el funcionamiento del sector que dirige, sino que fue crítico también al referirse al nuevo avión de combate L-159, fabricado por la empresa checa Aero Vodochody. Según el diario, el ministro dijo que en vista de que esas aeronaves subsónicas son defectuosas, las Fuerzas Armadas checas se verán obligadas a reconsiderar su utilización.

Según el diario financiero, Hospodárské Noviny, en Praga podría ser habilitada una base militar aérea de la OTAN. El matutino sostiene que las autoridades checas analizan esa eventualidad y que, al parecer, nada lo impediría, ya que la idea es apoyada por la mayoría de los políticos checos.

El ministro de Defensa, Jaroslav Tvrdík, opina que una base militar aérea de la Alianza Noratlántica en Praga contribuiría a una mayor integración de la República Checa en la OTAN, sostiene Hospodárské Noviny.

El diario Mladá fronta Dnes informa sobre el creciente número de proyectos de inversión de empresas japonesas en la República Checa.

Uno de los últimos proyectos lo asumió la companía nipona, Matsushita Communication Industrial, productora de los teléfonos móviles marca Panasonic, la cual decidió trasladar su fábrica en Gran Bretaña a la ciudad checa de Pardubice, Bohemia Oriental. La companía japonesa quiere iniciar la fabricación de teléfonos móviles en la República Checa en la primavera del próximo año y prevé fabricar en este país unos 20 millones de teléfonos móviles al año, sostiene Mladá fronta Dnes.

El mismo diario publica una entrevista con el sociólogo checo, Jan Hartl, quien explica el motivo por el cual un considerable número de ciudadanos checos teme la entrada del país a la Unión Europea. El sociólogo checo considera que el quid del problema radica en que los ciudadanos no saben lo que les espera y temen que empeorará su nivel de vida.

Jan Hartl subrayó en Mladá fronta Dnes la importancia de que se celebren campanas informativas sobre el funcionamiento de la Unión Europea. Indicó que, de lo contrario y sin el conocimiento real de los aspectos positivos y negativos que conlleva la afiliación, podría ocurrir que al celebrarse el referéndum sobre la entrada de la República Checa a la UE, los checos emitan un rotundo NO.

 

06-11-2001