02-11-2001

Por Vít Urban

Los ex oficiales y agentes de la antigua policía política checoslovaca tienen motivos para preocuparse, escribe el diario Lidové noviny, destacando que los diputados checos dieron ayer jueves otro paso para esclarecer el oscuro pasado de personas involucradas a la colaboración con el régimen totalitario.

La Cámara Baja apoyó en primera lectura la propuesta del Senado checo para desclasificar los documentos de la ex policía comunista, iniciando así un nuevo intento por solucionar los problemas del pasado.

Si el Parlamento aprueba durante los próximos meses dicho proyecto de Ley, resalta Lidové noviny, todos los ciudadanos checos mayores de dieciocho años podrán enterarse si alguno de sus amigos o conocidos colaboró con la policía política u otras organizaciones represivas del régimen totalitario.

El rotativo Právo informa que el ministro del Interior, Stanislav Gross, desencadenó una nueva ronda de lustraciones, acusando en la Cámara Baja a los gobiernos derechistas checos que hasta 1998 facilitaron la incorporación de ex agentes comunistas a altos cargos de los Servicios de Inteligencia, aunque la Ley de lustraciones prohiba culpar a ex colaboradores de la administración estatal.

Según el ministro Gross, las actividades de los agentes se vieron facilitadas tras varias deficiencias en la emisión de certificados de lustración. Stanislav Gross informó al diario que quiere presentar una acusación judicial, pero todavía no sabe si demandará a personas concretas.

La inflación y el Producto Interior Bruto en la República Checa registrarán un leve descenso, señala el periódico financiero Hospodárské Noviny. Según el diario, la economía checa se encuentra infuida principalmente por la desaceleración de la economía mundial. El Banco Central revisó a la baja sus previsiones de las tasas de inflación y crecimiento de la economía checa. Los analistas sostienen que se puede esperar una baja en las tasas de interés para finales de año.

El periódico Mladá fronta Dnes afirma que Praga quiere establecer la obligación de visados para los ciudadanos eslovacos. Al aproximarse el ingreso de la República Checa en la Unión Europea, hay que esperar un endurecimiento del control en las fronteras checo-eslovacas y del sistema de contactos sin visados entre los dos países.

Mladá fronta Dnes sostiene que la Cancillería checa prepara un nuevo proyecto en esta materia, que estipularía que los eslovacos, que permanezcan en la República Checa más de 90 días, tendrán que solicitar un visado de estancia de largo plazo. La Cancillería checa subraya que esa medida no persigue perjudicar las buenas relaciones con Eslovaquia u obstaculizar los contactos entre los ciudadanos de ambos países, sino frenar la inmigración ilegal de otros países a través de Eslovaquia.

Las páginas deportivas de todos los periódicos nacionales destacan la brillante actuación del Slovan Liberec en la Copa de fútbol de la UEFA, que goleó ayer por 3:0 al Celta de Vigo español. Mlada fronta Dnes destaca que nadie imaginaba que un equipo checo pasaría a la tercera vuelta de dicha competición y mucho menos desclasificando al prestigioso Celta de Vigo.

Lidove noviny subraya que los futbolistas españoles se merecen la derrota ya que subestimaron a sus rivales checos enviando a un equipo con nueve suplentes. Todos coincidieron en declarar al artillero Jan Mezmar, autor de dos tantos, como la estrella del Slovan Liberec: Meymar anotó el gol que le dio la clasificación a su equipo.

 

02-11-2001