09-07-2001

Por Vít Urban

Toda la prensa nacional informa sobre los daños ocasionados por una de las más fuertes tormentas de los últimos años que afectó el sábado pasado a las regiones sudoccidentales y septentrionales de Bohemia.

Según el diario Lidové Noviny, las mayores ráfagas del torbellino alcanzaron hasta 120 kms por hora, que a su paso derribaron árboles que dañaron dos trenes e hirrieron a diez personas. Los daños materiales ascienden a varios millones de dólares.

Los diarios informan asimismo sobre un gran incendio que destruyó el domingo pasado en Praga un asilo para madres solteras. El rotativo Mladá Fronta Dnes señala que el incendio se originó en el último piso del inmueble. El fuego se propagó tan rápido que las madres y sus niños apenas lograron escapar con vida. Pese a ello, una niña de tres años sufrió graves quemaduras.

La policía checa desmanteló una banda dedicada a la producción ilegal de efedrina y pervitina. Según el periódico Ceské Slovo entre los sospechosos se encontraban algunas figuras del culturismo checo, que mantenían contactos con la mafia rusa. Al grupo pertenecía también un policía de Praga. La operación contra los delincuentes había sido preparada minuciosamente durante dos años.

Sin embargo, el mundo de la droga no es el único lugar donde opera el crímen organizado. El Ministro del Interior, Stanislav Gross, informó que también algunos ministros del Gobierno checo son blanco de constantes amenazas de parte de crímen organizado.

El diario Právo señala en su portada que el Ministro Gross propuso que también los Ministros de Justicia y de Finanzas, Jaroslav Bures y Jirí Rusnok, respectivamente, fueran protegidos por guardaespaldas.

Právo recuerda que son objeto de protección permanente, el Presidente de la República, los presidentes de ambas cámaras del Parlamento checo, el Primer Ministro y los jefes de las carteras del Interior, RR.EE. y Defensa.

Hasta hace poco, en la República Checa morían de cáncer de pulmón uno de cada veinte hombres y una de cada cincuenta mujeres. Sin embargo, esta proporción cambia, señala Mladá Fronta Dnes. En la población masculina, el número de víctimas afectadas por dicha enfermedad disminuye, mientras que en las mujeres aumenta.

El Festival Internacional del Cine de Karlovy Vary representa no sólo una gran fiesta cinematográfica en Europa Central, sino también uno de los mayores acontecimientos sociales y culturales del año, sostiene el rotativo Lidové Noviny. Según el diario, la lista de actividades paralelas al festival que tiene lugar en la famosa ciudad termal checa de Karlovy Vary incluye un sinnúmero de encuentros sociales.

El rotativo informa ampliamente sobre la participación del famoso cineasta de Bosnia, Emir Kusturica, quien se presentó al público también como un excelente guitarrista del elenco "No Smoking Orchestra". Lidové Noviny señala que la actuación musical de Kusturica fue igualmente espontánea y dinámica como sus películas.

Al mismo tiempo, el diario publica una entrevista con el director de cine norteamericano de origen eslovaco, Ivan Reitman, quien afirma sentirse fascinado con los espectadores checos. "Tantos jóvenes entusiastas, que se sientan incluso en el suelo de las salas de cine para ver su película favorita, es un fenómeno extraordinario," resalta el cineasta, Ivan Reitman.

 

09-07-2001