20-03-2001

Por Eva Manethová

Los rotativos Mladá Fronta Dnes, Lidové Noviny y Právo publican en primera plana la foto de Edward Fagan, abogado- estrella, que ha declarado la guerra a la central electronuclear de Temelín, en Bohemia del Sur.

Todos los diarios coinciden en que Fagan que arribó el lunes a la República Checa ya se siente ganador en su pleito con la Compañía Eléctrica Checa y la firma Westinghouse a los que exige la entrega de la documentación técnica sobre la seguridad de la planta de Temelín. "El futuro pertenece a una fuerte Unión Europea..." Bajo este título leemos en el rotativo Mladá Fronta Dnes:

"La Unión Europea que empieza a discutir sobre su futuro, ha recibido de la antes euroescéptica Praga una señal sorprendentemente clara: También nosotros queremos una Unión Europea fuerte.

Tal visión del futuro europeo fue expuesta ayer lunes en Bruselas por el ministro checo de Relaciones Exteriores, Jan Kavan. De esta manera, los checos han sido los primeros entre los candidatos al ingreso en intervenir en el debate sobre la futura cara de la Unión.

Durante su discurso en el Centro de los estudios políticos europeos en Bruselas, el ministro Kavan enfatizó: "Mi visión de la Unión Europea es la de un sistema abierto, moderno y flexible, basado en la democracia y solidaridad social."

Según Mladá Fronta Dnes, Kavan matizó que en la Unión ampliada debería fortalecerse el papel de la Comisión Europea. El jefe de la diplomacia checa se declaró también partidario de la adopción de una Constitución de la Unión Europea.Kavan coincide con el presidente Havel de que debería ser un documento más bien conciso y comprensible a los ciudadanos de a pie.

El ministro Kavan recalcó en su ponencia que para la República Checa es de capital importancia que el país tome parte como miembro de pleno derecho de la Unión Europea en la conferencia intergubernamental a celebrarse en el 2004 en la que se decidirá sobre el futuro ordenamiento de la Unión.

Los periódicos checos prestan hoy una extraordinaria atención a la situación en Macedonia. Lidové Noviny destaca la declaración del presidente Václav Havel de que la comunidad internacional debería proporcionar a las fuerzas armadas macedonias respaldo militar. En el diario encontramos también un reportaje de su corresponsal de guerra, Martin Vanek , titulado "Macedonio o albanés- el arma es para él un ídolo". El periodista checo escribe desde Tetovo, Macedonia: "Un kalashnikov, un fusil o por lo menos una pistola forman parte inseparable del patrimonio familiar de la mayoría de los albaneses y macedonios. Guardan las armas y cuidan de ellas con extraordinario esmero con el fin aprestarlas para tiempos peores.Y éstos, al parecer, han llegado ahora," señala el corresponsal de Lidové Noviny y continúa: "Los albaneses y los macedonios esperan solamente a la orden de sus líderes. Está claro que el resultado sería una nueva implacable guerra balcánica," advierte el corresponsal de Lidové Noviny en Macedonia. Según el diario Právo, el relator especial de la ONU para la ex Yugoslavia, el checo Jirí Dienstbier, espera que las fuerzas internacionales asesten un duro golpe a UCK, Ejército de Liberación de Kosovo.

El rotativo Mladá Fronta Dnes destapa otro caso en que una firma privada obtiene beneficios a costa del Estado. Según escribe el diario, el jefe de la diplomacia checa Jan Kavan y sus colaboradores autorizaron que una empresa privada alquile en condiciones desventajosas para el Estado Checo un edificio de diez pisos en el centro de Moscú donde está un hotel, un restaurante y oficinas.

La empresa privada no paga impuestos en Rusia y goza de privilegios propios de las misiones diplomáticas. Se sospecha que los funcionarios involucrados en el escándalo tengan intereses privados en la firma, escribe Mladá Fronta Dnes.

 

20-03-2001