05-03-2001

Por Pavla Jedlickova

Todos los periódicos nacionales informan en primera plana sobre la entrega del "León Checo", premio que la Academia Fílmica Checa otorga a las mejores películas rodadas el año anterior. Con cinco de los seis leones fue galardonado el filme "Tenemos que ayudarnos", del director Jan Hrebejk.

La trama de este filme, nominado este año también al Oscar, tiene lugar en la Checoslovaquia ocupada por los nazis; uno de los protagonistas de la película esconde a un judío en su casa para evitar su deportación a un campo de concentración y salvarle así la vida.

El renombrado director checo, Jan Sverák, cuya película "Kolya" obtuvo el Oscar a finales de los años noventa, señaló durante la entrega de los Leones que el filme "Tenemos que ayudarnos" tiene grandes posibilidades de ganar un Óscar, ya que además de ser bueno y ameno, trata un tema que está muy próximo a la gente influyente de la industria fílmica estadounidense: los judíos.

"El Estado checo desea reconciliarse con Nomura", bajo este título el rotativo Mladá Fronta Dnes se refiere a la decisión del ministro de Relaciones Exteriores checo, Jan Kavan, de proponer al grupo financiero japonés Nomura un arreglo en el caso del Banco Postal y de Inversiones.

Después de la intervención de dicha institución bancaria por el Banco Central Checo, en mayo de 2000, el Gabinete de Milos Zeman rechazó todas las exigencias de Nomura que había entrado en el Banco Postal y de Inversiones dos años antes. Nomura acusó al Estado checo de haberle causado grandes pérdidas financieras y demandó a la República Checa ante el Tribunal Internacional de Estrasburgo.

Mladá Fronta Dnes opina que el jefe de la diplomacia checa intenta así evitar el arbitraje internacional, temiendo el prolongado pleito que podría postergar la conclusión de las negociaciones entre Chequia y la Unión Europea.

El diario Ceské Slovo presta atención a la epidemia de glosopeda y su eventual propagación en el continente europeo. Los primeros indicios de la epidemia que surgió la semana pasada en Gran Bretana, ya han sido anunciados por Bélgica, Francia y Turquía. También la República Checa ha tomado una serie de medidas.

Por ejemplo, la dirección del aeropuerto de Ruzyne, de Praga, instaló en sus dependencias el viernes pasado esteras desinfectantes que deben usar todos los pasajeros que viajan de Gran Bretana e Irlanda. Éstos se ven obligados además a arrojar todos sus alimentos en contenedores especiales. En caso de que la epidemia de glosopeda se propague a Europa, la Administración Veterinaria Estatal está preparada para endurecer las medidas.

El matutino Lidové Noviny informa que en Londres empezó el arbitraje internacional entre la República Checa y Ronald Lauder. Este empresario estadounidense financió en 1993, como el mayor accionista de la empresa CME, la creación de la televisión Nova, el mayor canal privado de los países poscomunistas. La licencia del canal comercial checo lo poseía Vladimír Zelezný, nombrado por la CME el director general de Nova.

En 1999 esta empresa apartó a Zelezný de su cargo; la licencia le permitió, no obstante, fundar una nueva televisión bajo el mismo nombre, pero sin utilizar los servicios de la CME. La empresa norteamericana perdió así ganancias millonarias estimadas en 500 millones de dólares y los que Ronald Lauder demanda ahora al Estado checo en dicho arbitraje internacional.

 

05-03-2001