02-03-2001

Por Elena Horálková

Todos los diarios informan sobre la evolución del caso de Frantisek Chvalovský, presidente de la Unión Checomorava de Fútbol, detenido hace poco por supuestas operaciones financieras ilícitas. Sin embargo, tras haber pagado una fianza de 10 millones de coronas, Chvalovský fue puesto ayer en libertad. La policía viene investigando las actividades del magnate checo del fútbol desde hace medio año.

Como señala Mladá Fronta Dnes, Chvalovský es desde hace ya varios años miembro del Comité Ejecutivo de la Unión Europea de Fútbol, sin embargo, este órgano no adoptó hasta el momento postura oficial alguna respecto al caso. Por su parte, el Comité Ejecutivo de la Unión Checomorava de Fútbol decidió no destituir por ahora a Chvalovský y él mismo tampoco expresó la disposición de dimitir. Pese a ello, se especula en torno a su eventual sucesor, matiza el matutino.

Las empresas de productos cárnicos preparan una gran campaña publicitaria a favor del aumento del consumo de carne de res, que debido a los temores de la "enfermedad de vacas locas" disminuyó en la República Checa en casi el 50%, escribe Mladá Fronta Dnes. Las grandes empresas distribuidoras recurrieron a exámenes de toda la carne de res, pese a que éstos son bastante costosos.

Con ello la casi totalidad de la carne de res en el mercado checo cumple con todas las condiciones de seguridad sanitaria. Hay que tomar en cuenta también que la República Checa es uno de los pocos países donde hasta el momento no se detectó caso alguno de la "enfermedad de las vacas locas". Sin embargo, los empresarios afirman que una eventual proliferación de la fiebre aftosa en el territorio checo sería ya para ellos una verdadera catástrofe.

Todos los rotativos informan sobre el transcurso de la visita a la República Checa del presidente de Eslovaquia, Rudof Schuster, quien expresó en esta ocasión la confianza de que en la cumbre de la OTAN, a celebrarse en 2002 en Praga, su país sea invitado a incorporarse en la Alianza. En esta relación, su homólogo checo, Václav Havel, prometió prestar a Eslovaquia todo tipo de apoyo, destacando que el ingreso de Eslovaquia en la Alianza es también del interés de la República Checa, escribe la prensa.

Havel y Schuster coincidieron también en que ambos países no deberían competir en su camino hacia la Unión Europea, sino tratar de entrar en las estructuras comunitarias simultáneamente, escribe Právo. Sin embargo, mientras que la República Checa se encuentra en el primer grupo de los países candidatos, Eslovaquia forma parte del segundo grupo, recuerda el diario.

"¡Bienvenidos en la Praga olímpica!"- bajo este título Mladá Fronta Dnes escribe sobre el empeño de la capital checa de convertirse en el futuro en anfitrión de los Juegos Olímpicos de verano. Y los primeros pasos en este camino ya fueron dados en estos días, ya que el Comité Olímpico checo firmó para este fin un acuerdo de colaboración con la Alcaldía de Praga.

El Comité Olímpico checo se planteó la tarea de investigar qué se necesita para que Praga cumpla todos los requisitos necesarios para la organización de un evento de tal magnitud y envergadura. Según el comité, los problemas son muchos y todos sus miembros son conscientes de que en la actualidad no existirían condiciones para la celebración de tales juegos. Sin embargo, no ocultan su optimismo, señalando que en el plazo de diez u once años la situación podría ser totalmente distinta.

El Alcalde Mayor de Praga, Jan Kasl, se expresa al respecto de una manera bastante escéptica, aunque no rechaza la idea. La celebración de los Juegos Olímpicos sería muy complicada desde el punto de vista técnico y, sobre todo, requeriría inversiones financieras enormes. Sin embargo, según destacó Jan Kasl, la realización de los juegos olímpicos supondría un gran aporte para la ciudad, y en esta relación mencionó a Barcelona.

Para la presentación de la candidatura hay todavía tiempo suficiente, no obstante, para la República Checa podría ser decisivo en este sentido el año 2003, cuando en Praga se darán cita los miembros de Comité Olímpico Internacional, puntualiza Mladá Fronta Dnes.

 

02-03-2001