12-12-2000

Por Vít Urban

Todos los diarios checos analizan ampliamente los resultados de la Cumbre de Niza, la más larga de la historia de la Unión Europea. Por ejemplo, el rotativo Právo plantea la pregunta de si los países pequeños salieron airosos de Niza. Sin dar una respuesta convincente, Právo constata:

Los países de mayor población lograron imponer sus intereses: Francia en la esfera cultural y Gran Bretaña en las esferas impositiva, de control de las fronteras o de la defensa. El diario señala asimismo las contradiccciones entre las declaraciones de los políticos sobre la ampliación de la Europa comunitaria ya en 2004 y el documento de Niza que prevé este cambio no se realice hasta enero de 2005. Además, este documento tiene que ser sometido al prolongado proceso de ratificación por parte de los parlamentos de los Quince. De todas formas, los pequeños seguirán siendo pequeños, resume el diario.

Por su parte, el rotativo Ceské Slovo constata que los países candidatos pueden aceptar con satisfacción los resultados de la Cumbre de Niza sobre todo gracias a la promesa de ampliación de la Unión Europea todavía antes del año 2005. Pero al mismo tiempo, este diario sostiene que los que pueden senitrse más contentos son los cuatro grandes.

El periódico Lidové Noviny aprecia altamente el papel mediador de Francia, que tras agotadores debates, logró convencer a todos de la necesidad de consenso. "Es justo que Francia coseche laureles," escribe Lidové Noviny prosiguiendo:

De Francia se suele decir que retarda la entrada de los países candidatos, pero precisamente Francia logró acceder y obligar a acceder también a los demás países. Y el resultado es que el acuerdo concertado en Niza facilitará la entrada de otros países. La Unión Europea cuenta con ellos - ésta es una noticia clara para los candidatos, subraya Lidové Noviny.

El diario Mladá Fronta Dnes comenta el creciente interés de los melómanos checos por el coral gregoriano tanto en las salas de concierto como en el mercado de soportes musicales. Por ello publica una entrevista con David Eben, director artístico del coro Schola Gregoriana Pragensis. Acerca de los motivos del creciente interés por la música litúrgica, David Eben, cuyo padre es uno de los más destacados compositores checos contemporáneos, señala:

A mi juicio, el interés actual por el coral gregoriano se debe al carácter de la civilización moderna. Mientras que el hombre medieval vivía en un medio ambiente impregnado de contactos con lo espiritual, nosotros vivimos en un mundo supertecnificado y totalmente desacralizado. El coral se va más allá del tiempo y de las confesiones, proporciona tranquilidad y nos distancia de los problemas cotidianos.

David Eben se refiere también al espectacular éxito mundial de la grabación de la firma discográfica EMI realizada en 1994 con corales gregorianos interpretados por los benedictinos del monasterio español de Santo Domingo de Silos. David Eben reconoce que la acogida del disco hace seis años fue un asunto de la moda, pero también una auténtica necesidad espiritual del hombre contemporáneo.

12-12-2000